Global

5 datos para entender la polémica entre Trump y James Comey

5 datos para entender la polémica entre Trump y James Comey

"A James Comey más le vale que no haya cintas de nuestras conversaciones antes de que él empiece a filtrar a la prensa", aseguró Trump durante la mañana de este día en un críptico mensaje en la red de Twitter, que utiliza en ocasiones para airear sus frustraciones.

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, se negó hoy reiteradamente a responder a la pregunta de si el presidente estadounidense, Donald Trump , graba las conversaciones que mantiene en el Despacho Oval , y dijo que el mandatario no pretendía "amenazar" al exdirector del FBI, James Comey .

Trump aseguró que es un "presidente muy activo con muchas cosas pasando", por lo que no es imposible que sus voceros "conozcan con exactitud la información debido a que puede cambiar constantemente", por lo que propuso sólo dar una explicación hasta que todo esté confirmado con precisión.

"¿Quizá lo mejor sería cancelar todas las futuras conferencias de prensa y distribuir respuestas escritas en beneficio de la rigurosidad?", se preguntaba esta mañana Trump.

Los tuits matutinos del presidente Trump se suman a una larga disputa entre el FBI y el jefe del Gobierno estadounidense, que a principios de esta semana fue duramente criticado e incluso comparado con el expresidente Richard Nixon y su decisión de eliminar al fiscal especial que investigaba los crímenes de Watergate en 1973.

Según funcionarios gubernamentales, Rosenstein amenazó con dimitir después de que la Casa Blanca dijera que él fue quien impulsó el despido de Comey, y pidió a la Casa Blanca que se corrija, mientras que Trump ha rechazado la versión oficial de la mala gestión del caso de Clinton y ha reiterado que la investigación de Rusia, que Comey lideraba, debería dejarse de lado.

Este jueves, en una entrevista con la cadena NBC, Trump dijo que Comey "es un fanfarrón" y que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) era "un descontrol" desde hacía tiempo.

La entrevistadora le dijo a Trump que él se mueve tan rápido que su equipo de comunicaciones no puede seguirle el ritmo, a lo que el mandatario respondió: "Sí, es verdad".

Según el New York Times, Trump habría pedido a Comey una promesa de lealtad, durante una cena una semana después de su llegada a la Casa Blanca. Luego de su despido, Comey no ha hecho declaraciones a la prensa.