Global

Airbnb pagará impuestos en la CDMX a partir de junio

Airbnb pagará impuestos en la CDMX a partir de junio

Hemos intentado contactar a Airbnb para saber más al respecto de este nuevo impuesto en la Ciudad de México, así como la posibilidad de implementarse en otras jurisdicciones, pero no hemos recibido respuesta.

A partir del primero de junio la empresa Airbnb pagará al gobierno de la Ciudad de México el tres por ciento de Impuesto por la Prestación de Servicios de Hospedaje.

Airbnb se trata de un alojamiento compartido que se extiende en 192 países, donde los viajeros tienen opciones de hospedaje.

Durante 2016, la plataforma de alojamiento tuvo un negocio de 1,574 millones de pesos en la Ciudad de México a través de los ingresos de los anfitriones y los visitantes durante su visita.

Además, Airbnb anunció que abrirá oficinas en México y Buenos Aires para impulsar el crecimiento de la compañía en Latinoamérica, en donde actualmente cuenta con una oficina en Brasil.

Hoy, el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, cerrará un acuerdo con Chris Lehane, director de política global de Airbnb, en el que se establecerá que la empresa deberá iniciar la recolección y entrega del 3% del impuesto por hospedaje solo en la Ciudad de México.

Con este acuerdo, la empresa aclaró que a los huéspedes se les cobrará los impuestos correspondientes a su reserva y, después, Airbnb remitirá esos fondos a la Secretaría de Finanzas de la Ciudad de México.

"Acuerdos como este permiten a nuestras comunidades prosperar y al mismo tiempo, facilitan a los anfitriones de Airbnb -la mayoría de clase media y que ofrecen las casas que habitan como ingreso adicional- cumplir con sus obligaciones tributarias locales", afirmó.

Las cifras de la empresa arrojan que 65% de los anfitriones comparte su hogar principal en la Ciudad de México y cada anfitrión gana en promedio 35 mil pesos o mil 900 dólares cada año por compartir su casa.

El acuerdo entre Airbnb y la CDMX fue posible a la reciente reforma al Código Tributario aprobada en 2016, en la que se reconoció la importancia de compartir viviendas para el turismo y que permitió a este tipo de plataformas ayudar a los anfitriones a cumplir con sus obligaciones fiscales.

Airbnb ha mencionado que está en total disposición de colaborar con el impuesto al Gobierno de la Ciudad de México para realizar el pago correspondiente de este impuesto, ¿pero estarán dispuestos a mermar sus ganancias o las de sus anfitriones para cubrir el gasto? o ¿serán los usuarios quienes hagan este pago?.