Global

Casi 100 países afectados tras ataque informático

Casi 100 países afectados tras ataque informático

Los hackers habrían explotado una falla en los sistemas Windows, expuesta en documentos filtrados de Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA).

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos dijo ser consciente de que las infecciones por el ransomware alcanzaron a "varios países alrededor del mundo".

Anteriormente, el investigador de Kaspersky Lab, Costin Raiu, había hecho mención a 45.000 ataques en 74 países, y señalado que el virus, en forma de "gusano", "se extiende rápidamente".

Forcepoint Security Labs, otra empresa del sector, señaló por su lado que "una campaña mayor de difusión de emails infectados" se está llevando a cabo, con el envio de 5 millones de correos electrónicos por hora para difundir un malware llamado WCry, WannaCry, WanaCrypt0r, WannaCrypt o Wana Decrypt0r.

Afectó en un principio a hospitales en el Reino Unido, pero se ha esparcido a decenas de países, entre ellos EE.UU., Canadá, China, Italia, Taiwán (China) y Rusia.

En Estados Unidos, FedEx reconoció haber sido golpeado por el virus y anunció que "implementará los pasos de corrección necesarios tan pronto como sea posible". "No se puede pasar más allá de esta pantalla", había informado un empleado informático del Servicio Nacional de Salud de Inglaterra (NHS, por sus siglas en inglés).

El Centro Nacional de Ciberseguridad británico estaba asistiendo en la investigación de los incidentes.

En Brasil, los portales web de varias instituciones públicas fueron desconectados temporalmente de la web como medida de precaución.

Las asesorías de comunicación de ambas instancias precisaron a la AFP que recibieron por la tarde la instrucción de apagar los servidores por precaución, sin previsión de reconexión.

El ministerio de Interior ruso indicó el viernes que sus ordenadores se vieron afectados por un ciberataque, en medio de reportes sobre un ataque informático a escala internacional, reseñó AFP.

El mensaje decía "Ooops, sus archivos han sido encriptados!" y exigía que el pago fuera efectuado en tres días bajo amenaza de duplicar el precio, y que en caso de que no se abonara en siete días los archivos serían borrados.

"Puede propagarse sin que nadie abra un correo electrónico o haga clic en un enlace", agregó.

Un grupo autodenominado Shadow Brokers filtró el ramsomware a inicios de año y aunque Microsoft corrigió dicha vulnerabilidad en marzo, muchos de los afectados, especialmente los hospitales, tenían sistemas desactualizados, lo que facilitó el ataque.

Actualizar los sistemas a su última versión o parchear según informa el fabricante.