Global

En ONU: Estados Unidos pide a Venezuela detener "la violencia y opresión"

En ONU: Estados Unidos pide a Venezuela detener

Ramírez indicó que la violencia se desató después de la injerencia de la Organización de Estados Americanos (OEA), promovida por su secretario general, Luis Almagro, quien, según Ramírez, responde a instrucciones del Departamento de Estado de Estados Unidos.

UU. solicitara al Consejo de Seguridad de la ONU que se aborde la situación en Venezuela por primera vez.

"Por el bien de los venezolanos, y por la seguridad en la región, debemos trabajar juntos para asegurar que" el presidente Nicolás "Maduro detenga esta violencia y opresión y restaure la democracia al pueblo", dijo la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, en un breve comunicado.

Este martes se reportaron más de tres personas muertas, que sufrieron heridas de bala en manifestaciones en diferentes partes del país. "No se encuentran medicinas, los hospitales no tienen suministros y es difícil hallar comida", declaró Haley. Los cancilleres de las Américas se reunirán el 31 de mayo para discutir la situación.

Ramírez manifestó la preocupación del Gobierno venezolano por la postura de Estados Unidos de llevar temas bilaterales a instancias multilaterales.

El embajador de Uruguay, que en este momento preside el Consejo de Seguridad, explicó que Venezuela no es un tema en la agenda del organismo y dijo que en su opinión "no debe serlo".

Rosselli, embajador uruguayo ante las Naciones Unidas, manifestó que el organismo rechazaba totalmente las continuas pruebas nucleares y lanzamientos de misiles de la RPDC y que iba a debatir medidas para resolver la amenaza.

"La situación humanitaria en Venezuela es desesperada", señalaron los legisladores en su carta, recordando que más de 18.000 venezolanos solicitaron asilo en Estados Unidos en 2016, la cifra más alta por nacionalidad de ese año, según datos oficiales.

Los miembros del Consejo de Seguridad se entrevistaron con el Presidente Juan Manuel Santos y visitaron una de las Zonas Veredales Transitorias de Normalización situada en el departamento del Meta.

"Estados Unidos no es un mediador, ha adoptado una posición y ha apoyado a la oposición".