Global

Internaron a una beba intoxicada con cocaína, éxtasis y metanfetaminas

Internaron a una beba intoxicada con cocaína, éxtasis y metanfetaminas

La bebé ingresó en delicado estado de salud quedando internada.

Aunque hay detalles que nunca se sabrán, es casi probable que la pequeña haya consumido en forma accidental tres tipos de drogas: éxtasis, metanfetaminas y anfetaminas; en tanto que, la cocaína encontrada en su sangre provino de la leche de su propia madre.

De acuerdo a la declaración de los padres a la policía, en la noche del 24 al 25 de junio realizaron una fiesta con varios amigos en los que se produjo una "ingesta masiva" de varias drogas por parte de los concurrentes.

La pequeña debió ser internada en el sanatorio Cantegril el lunes 26 de junio, luego que sus padres se percataran de que presentaba un cuadro agudo de intoxicación.

Luego los padres de la niña cambiaron la versión de los hechos ante la justicia. Tras el procesamiento de los padres, la pequeña regresó a su país y está en su hogar.

Hasta el Sanatorio Cantegrill llegó la pareja con la beba intoxicada.

Ante los médicos, la madre de la nena admitió que, "consumo cada un mes en fiestas desde sus 3 meses de puerperio", pero que no sabía que sustancias pasan a leche materna, porque nunca había revelado ser consumidora ante los profesionales que la trataron durante el embarazo.

En sede judicial, los padres negaron la existencia de la fiesta e indicaron que su hija pudo haber tomado las sustancias tóxicas de los restos de drogas que dejaron unos obreros en el apartamento tras hacer unas reformas antes de que lo alquilaran para las vacaciones.

Los médicos interrogados advirtieron sobre las graves secuelas neurológicas que puede sufrir un niño en esta situación y señalaron que la beba pudo haber sufrido un paro cardíaco.

Sin embargo, esta no fue creíble y, a pesar de no quedar en prisión, se les aplicó otras medidas cautelares: deben presentarse tres veces a la semana en la dependencia policial más cercana a su residencia de la ciudad uruguaya.

Un matrimonio que estaban de visita en Maldonado, de origen argentino, fueron procesados por "omisión a los deberes inherentes a la patria potestad y la tutela de los hijos", tras comprobarse que su hija de 11 meses de edad sufrió intoxicación por distintas drogas ilícitas.