Global

Kim Jong Un ascendió al responsable de desarrollar misil intercontinental

Kim Jong Un ascendió al responsable de desarrollar misil intercontinental

El Ministerio de Defensa de Rusia argumentó que esos datos de vuelo, corresponden a las características táctico-técnicas de un misil balístico de alcance medio, lo que significa que nunca llegaría a Estados Unidos.

Los agentes del NIS dijeron que el lanzamiento del misil balístico, realizado el 4 de julio, parece haber sido en protesta por la cumbre entre los presidentes de Corea del Sur y Estados Unidos celebrada unos días antes, además de un intento de desbaratar las sanciones de la comunidad internacional contra Corea del Norte.

El Sistema THAAD que lo derribó, situado en el noroccidental estado de Alaska, "detectó, rastreó e interceptó el blanco", dijo la Agencia.

Según los funcionarios estadounidenses se trató solo de la primera prueba del sistema THAAD para defenderse ante un ataque simulado de un IRBM.

The test was the first time the U.S. has deployed THAAD in an effort to shoot down an intermediate-range ballistic missile, a faster and more difficult target to hit than shorter-range missiles.

Haley informó a algunos diplomáticos en la ONU a fines de la semana pasada sobre el ambicioso plazo para emitir una respuesta a las acciones de Corea del Norte del martes pasado, cuando el país disparó un misil que según expertos podría llegar hasta Alaska y a partes de la costa occidental de Estados Unidos.

El Thaad está diseñado para derribar cohetes balísticos de alcance corto, mediano e intermedio, durante su trayectoria dentro y fuera de la atmósfera terrestre. "El THAAD sigue protegiendo a nuestros ciudadanos, a las fuerzas emplazadas y a los aliados de una amenaza real y creciente", afirmó Greaves.

En contraste, las relaciones chino-rusas se han estrechado, y luego de una reunión "informal" en Moscú, Putín y Xi anunciaron acuerdos de cooperación por el orden de los $10.000 millones y abogan por un "congelamiento simultáneo en la península asiática de las pruebas nucleares y de misiles de Pionyang y los ejercicios militares conjuntos de Estados Unidos y Corea del Sur", lo que resulta inaceptable para Estados Unidos. Sin embargo, esta posición puede cambiar rápidamente, advirtió el comandante de las fuerzas de combate estadounidenses en Corea del Sur (USFK), Vincent Brooks, quien añadió que sería un error pensar distinto.