Global

Chile rechaza "amenaza de una intervención militar" en Venezuela

Chile rechaza

Entretanto, la Casa Blanca informó la noche del viernes que Trump rechazó la propuesta de Maduro de mantener una conversación telefónica hasta que el líder chavista "restablezca la democracia en el país".

Las sanciones, que congelan los activos que estas personas puedan tener en EE UU y prohíben realizar transacciones financieras con ellos, se produjeron una semana después de que Washington incluyera en su "lista negra" internacional al presidente Nicolás Maduro. Por cierto, no voy a descartar una opción militar.

"Es nuestro vecino... Estamos por todo el mundo, tenemos tropas en todo el mundo, en lugares que quedan muy, muy lejos". Venezuela no está muy lejos.

La presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela, Delcy Rodríguez, anunció este viernes que la instancia plenipotenciaria trabajará de la mano del mandatario venezolano Nicolás Maduro, ante la amenaza militar esgrimida por el jefe de la Casa Blanca.

El mandatario, que ha estado reunido en los últimos dos días con su equipo de seguridad nacional por las tensiones con Corea del Norte, había mencionado en sus contactos con los reporteros que Venezuela era uno de los temas que habían discutido, pero hasta ahora no había dado detalles sobre las discusiones.

La nueva amenaza fue proferida por Trump desde su club de golf, en Nueva Jersey, y se inscribe en una serie de agresiones sistemáticas contra Venezuela, desatada en los ámbitos político, económico, diplomático y, ahora militar.

La oposición acusa a Maduro de ser un "dictador" que pone tras las rejas a sus rivales políticos y de querer mantenerse como sea en el poder.

Morales manifestó "ahora sabe el mundo, quienes estaban contra Maduro solo buscaban la intervención militar del imperio". CNN citó al portavoz militar diciendo que, "no se ha recibido ninguna orden con respecto a Venezuela".

El jueves, Maduro vinculó al gobierno estadounidense con el asalto dirigido por Caguaripano, quien estaba en el exilio tras ser expulsado en 2014 de la Fuerza Armada por rebelión y traición.

En Washington, el Pentágono dijo que el Ejército está listo para apoyar los esfuerzos por proteger a sus ciudadanos y resguardar los intereses de Estados Unidos, pero que las insinuaciones de Caracas de planes sobre una invasión son "infundadas".