Global

Estados Unidos y Corea del Sur inician ejercicios militares digitales

Estados Unidos y Corea del Sur inician ejercicios militares digitales

Corea del Norte y Estados Unidos se han enzarzado este martes en la Conferencia de Desarme de la ONU a cuenta de sus respectivas amenazas militares y el régimen de Kim Jong Un ha aprovechado para subrayar que "nunca" renunciará a su industria nuclear, ni la pondrá como moneda de cambio en una hipotética mesa de negociaciones.

Pyongyang hizo el mes pasado dos ensayos de lanzamiento de misiles balísticos intercontinentales, disparados en trayectorias muy verticales, y expertos de fuera del país estiman que esos misiles pueden alcanzar algunas partes de Estados Unidos como Alaska, Los Ángeles o Chicago si se hubieran disparado en trayectorias normales, menos verticales.

Según el diario The Hankyoreh, Washington habría decidido que en esta ocasión no recurrirá a desplegar su armamento estratégico -submarinos y aviones con capacidad nuclear-, en un intento por evitar una reacción apresurada de Pyongyang.

Por otro lado, Moon Jae-in, presidente de Corea del Sur, aseguró que los ejercicios militares fueron meramente defensivos y que no tienen la intensión de generar más tensión en la península.

Las maniobras binacionales, llamadas Guardián de la Libertad Ulchi, son en gran parte juegos de guerra simulados por computadora, que se celebran cada verano y provocan airadas respuestas de Corea del Norte, que las ve como un ensayo de invasión.

Corea del Norte volvió a advertir este domingo que los próximos ejercicios militares conjuntos entre Estados Unidos y su vecino Corea del Sur, son un "comportamiento irresponsable que llevan la situación a la fase incontrolable de la guerra nuclear".

El rotativo también señaló que el ejército de Corea del Norte puede atacar a Estados Unidos en cualquier momento y ni Guam ni Hawái ni el territorio continental de ese país están a salvo. "Pero dice que incluso la más mínima acción militar llevaría a una confrontación que amenazaría muchas vidas no sólo de surcoreanos sino de extranjeros, incluidas las fuerzas de EU basadas en Corea del Sur", aseveró su portavoz, Park Soo-hyun.

Además, las autoridades norcoreanas están controlando de cerca los simulacros de Washington y Seúl, que, según Pionyang, "buscan destruir Corea del Norte, su liderazgo y su potencial de misiles".