Global

La Casa Blanca revisa un informe climático que contradice a Trump

La Casa Blanca revisa un informe climático que contradice a Trump

Investigadores del Gobierno norteamericano dijeron que la temperatura promedio en los Estados Unidos ha aumentado dramáticamente desde 1980 para ser una de las más altas en los últimos 1,500 años.

Un borrador del informe, publicado ayer por los diarios The New York Times y The Washington Post, considera "extremadamente probable" que "la mayoría del aumento en la temperatura media global desde 1951 fuera causado por la influencia humana sobre el clima".

El gobierno del presidente Donald Trump está revisando un informe sobre cambio climático preparado por 13 agencias federales que han alcanzado conclusiones que están en conflicto con las perspectivas de la administración.

"Muchas líneas de evidencia demuestran que la actividad humana, especialmente la emisión de gases de efecto invernadero, es la responsable principal del cambio climático recientemente observado", asegura el informe.

Tras los análisis se ha determinado también que las noches frías en EE.UU. han disminuido desde los 60.

Explica que la precipitación anual promedio en todo el país ha aumentado en un 4 por ciento desde principios del siglo XX. "Incluso si los seres humanos dejaran de emitir gases de efecto invernadero a la atmósfera de inmediato, el mundo seguiría sintiendo por lo menos un 0.50 grados Fahrenheit adicional (0.30 grados Celsius) de calentamiento durante este siglo en comparación con hoy", indica el borrador en pugna.

El Departamento de Estado dijo en un comunicado que el presidente Donald Trump está abierto a regresar al Acuerdo de París, el primer acuerdo vinculante mundial sobre clima, si Estados Unidos puede identificar términos más favorables para sus negocios, sus trabajadores, su población y sus contribuyentes.

El texto se completó este año y es parte de la Evaluación Nacional del Clima, la cual es solicitada por el Congreso cada cuatro años.

Entre los hallazgos más significativos del estudio se encuentra que es posible atribuir ciertos climas extremos al cambio climático, gracias a los avances del campo conocido como "ciencia de la atribución", precisó el Times. El administrador de la Agencia de Protección Medioambiental, Scott Pruitt, ha dicho que no cree que las emisiones de dióxido de carbono sean uno de los principales factores que contribuyen al cambio climático.

El periódico The Guardian obtuvo acceso a correos del personal del Servicio de Conservación de Recursos Naturales, una unidad del USDA.