Tecnología

Piden 12 años de prisión para el heredero de Samsung

Piden 12 años de prisión para el heredero de Samsung

Ahora permanece detenido desde febrero pasado.

Lee Jae-yong se encuentra acusado de soborno, malversación de fondos y ocultación de activos en el extranjero. La fiscalía pidió que lo declararen culpable de pagar sobornos a la ex presidenta Park Geun-hye y de otros delitos vinculados.

Los fiscales surcoreanos pidieron este lunes 12 años de prisión para el vicepresidente de Samsung Electronics, Lee Jae-yonga, implicado por soborno en el escándalo de corrupción que destituyó a la expresidenta Park Geun-hye.

Según la acusación, estos pagos habrían sido realizadas por Samsung para obtener "luz verde" del Gobierno para la fusión polémica entre la C&T y Cheil Industries, en 2015. Esa medida reforzó el control del clan de Lee sobre el grupo Samsung, pilar básico de la economía surcoreana.

Lee es oficialmente vicepresidente de Samsung, pero tiene el control de facto de la compañía desde que su padre, Lee Kun-hee, sufrió un ataque al corazón en 2014. Ayer, en sus declaraciones finales del juicio de cuatro meses, Lee negó haber buscado favores políticos.

Está previsto que el Tribunal sentencie a Lee el 25 de agosto.

Conocido como "Rasputina", Choi Soon-sil es la figura central en el escándalo de corrupción y tráfico de influencias que afecta a Corea del Sur y llevó a la destitución del ex Presidente Park, primera mujer elegida para el cargo.

El multimillonario vástago de la familia más rica de Corea del Sur dijo a la corte: "Nunca le he pedido nada a nadie, ni siquiera al presidente, nada de la empresa ni para mi ganancia personal".

Él describió su arresto y juicio como "injusto", pero agregó que tuvo la oportunidad de reflexionar sobre su conducta durante los seis meses de prisión y aceptó que cuanto más Samsung había crecido, "más estrictas y más altas las expectativas del público y la sociedad". El fiscal acusó además a ejecutivos de Samsung de mentir en sus testimonios para proteger a Lee.