Global

Trump vuelve a lanzar amenaza contra Corea del Norte

Trump vuelve a lanzar amenaza contra Corea del Norte

Kim Jong-un podría contestarle a Trump lo mismo, ya que a su enemigo norteamericano debe sobrarle el tiempo si, de manera adicta, dedica mucho tiempo a ofender por las redes sociales a políticos, periodistas y actores que lo adversan.

El plan contempla la renuncia de Corea del Norte a nuevas pruebas de misiles y, a cambio, Estados Unidos y Corea del Sur dejarían de realizar maniobras militares a gran escala en la región.

"No queremos hablar de progresos, no queremos hablar de comunicaciones secretas", le dijo Trump el viernes a la prensa.

Un diario ligado al Partido Comunista chino, el "Global Times", analizó hoy la situación de China ante un hipotético conflicto armado entre EEUU y Corea del Norte y subrayó que Pekín en ningún caso debería apoyar a Washington. Las comunicaciones sirven principalmente para el intercambio de mensajes entre Washington y Pyongyang.

Con voz tapada por el escándalo que ha generado la advertencia de Trump de desatar "fuego y furia como el mundo nunca ha visto", el secretario de Estado, Rex Tillerson, se ha mostrado dispuesto a negociar. Su condición es que Pyongyang desista de los ensayos con misiles capaces de alcanzar el territorio continental estadounidense.

Utilizando un lenguaje propio del Oeste americano y una frase popularizada por John Wayne, Trump aseguró este viernes en su cuenta de la red social Twitter que sus armas están "cargadas y montadas" y las opciones militares están "completamente preparadas" si Kim Jong-un "actúa de forma imprudente".

Xi habló por teléfono con Trump horas después de que el mandatario estadounidense endureciera su discurso contra Pyongyang, asegurando que el régimen norcoreano "lamentará de verdad” cualquier ataque contra su país". Un diplomático de la misión norcoreana a la ONU confirmó que se usó el canal diplomático para obtener la liberación del estudiante Otto Warmbier hace dos meses.

"Los presidentes Trump y Macron se comprometieron asimismo a trabajar en conjunto, y con sus aliados, para aplicar las sanciones de las Naciones Unidas y llegar a la desnuclearización de Corea del Norte", añadió la nota. Obama casi no hizo esfuerzos por reactivar las líneas de comunicación.