Economía

El canciller salvadoreño visita Cuba para fortalecer las relaciones bilaterales

El canciller salvadoreño visita Cuba para fortalecer las relaciones bilaterales

El canciller pidió que se formalizara el primer viaje antes del 24 de febrero de 2018, día en que Raúl Castro aseguró que dejaría la presidencia de la isla.

Uno de los propósitos de la visita de Dastis, que llegó a Cuba ayer martes, ha sido concretar una visita de alto nivel tras la invitación cursada por Raúl Castro al rey de España, Felipe VI, y al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para realizar un viaje oficial a la isla.

Por su parte, Dastis confesó sentirse muy complacido con la acogida en Cuba, a la vez que admitió la cercanía entre ambos pueblos.

El ministro cubano, por su parte, consideró productiva la visita de su homólogo español.

El canciller Rodríguez también reiteró al rey Felipe VI la gratitud del Gobierno cubano por la presencia del rey emérito Juan Carlos I en las honras fúnebres del líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro.

La única visita oficial de un presidente del Gobierno español a Cuba fue la de Felipe González en 1986.

"España quiere acompañar a Cuba en sus esfuerzos por potenciar su economía", subrayó Dastis, quien también le trasladó al canciller cubano la preocupación de los proveedores españoles basados en la isla que sufren impagos, una situación que esperan solucionar pronto.

España es el tercer socio comercial de Cuba tras China y Venezuela y el primero de Europa, contando con 250 empresas radicadas en el país caribeño, donde el 60 por ciento de los hoteles de cuatro estrellas y el 90 por ciento de los de cinco estrellas en el país pertenecen a empresas españolas.

Sin embargo, los proveedores españoles arrastran desde hace dos años impagos del Estado cubano, con serios problemas financieros y de liquidez que le llevaron el año pasado a su primera recesión en 23 años.

El presidente de la AEEC, Xulio Fontecha, indicó que ese acuerdo supondrá "una inyección de liquidez que puede significar la salvación de más de un proveedor y la continuidad de muchos otros".

En nombre de Cuba asistieron el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, y el del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, además del subdirector general de la Cancillería, Gustavo Machín.