Global

"La acusación es absurda" — Cristina Kirchner

El fiscal federal Gerardo Pollicita le solicitó hoy al juez Claudio Bonadio que llame a indagatoria a la ex presidenta y candidata a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires, Cristina Fernández de Kirchner, en la causa en la que se la investiga por presunta traición a la patria y encubribimiento del atentado a la AMIA que se originó con la investigación que realizó el ex fiscal AMIA, Alberto Nisman, antes de aparecer muerto.

Así lo confirmó la propia agencia Télam, sobre la presentación que se hizo horas antes de que el fiscal Gerardo Pollicita pida a Bonadío la indagatoria de la ex presidenta de la Nación.

El dictamen de Pollicita alcanzó también, con el mismo complemento de inhibición de bienes, retiro de pasaportes y prohibición de viajar al exterior, al ex canciller Héctor Timerman; a su ex vice Eduardo Zuain, a su ex directora legal Susana Ruiz Cerutti (diplomática de carrera y ex canciller de Raúl Alfonsín) y a los ex consejeros Luciano Tanto Clement y Holger Martinsen. Al respecto, Pollicita sostiene que Cristina adoptó un cambio de política en torno de los iraníes acusados con respecto al gobierno de su esposo, Néstor Kirchner: el comienzo fue la reunión de cancilleres de ambos países en la ciudad de Alepo, Siria, donde se dio inicio a las primeras conversaciones en torno al Memorándum.

La causa se originó a raíz de una denuncia de Alberto Nisman, el fiscal que estuvo a cargo entre 2005 y 2015 de la Unidad Fiscal de Investigación (UFI) que indagaba sobre el atentado a la Asociación Mutualista Israelita Argentina (AMIA). Según trascendió, desde la Justicia se considera ese encubrimiento un delito de lesa humanidad.

Señala también que "lejos de procurar justicia", el Memorándum de Entendimiento con Irán "estaba destinado a obstruirla e impedirla, siendo en realidad el medio escogido por los gobiernos involucrados para materializar el plan de encubrimiento que buscó brindar ayuda para dotar de impunidad a los acusados de nacionalidad iraní".

Timerman junto a su par iraní, Ali Akbar Salehi.

El dictamen del fiscal se conoció cinco días antes de que llegue a Argentina el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, quien se reunirá con el presidente, Mauricio Macri, y en la que también visitará la sede de la AMIA. Se trata de un argumento principal del fiscal porque Cristina con Timerman, sucesor de Taiana, dio un giro de 180 grados a lo que había sido hasta ese momento una política de Estado.

Tras su muerte, el juez Daniel Rafecas desestimó la denuncia por no constituir delito, pero tras la apelación de fiscales, la Cámara de Casación desarchivó el caso.