Economía

Mueren 5 niños ahogados al intentar huir de violencia en Myanmar

Mueren 5 niños ahogados al intentar huir de violencia en Myanmar

Bangladesh, que ya refugiaba en sus campamentos a unos 400.000 rohinyás, vio como el rítmo de llegadas se empezó a acelerar, al punto en que durante las últimas 24 horas, 37.000 personas cruzaron la frontera para completar el total de 126.300 que han llegado al país desde que estalló la crisis.

Según AP, la violencia desencadenó una oleada de refugiados que cruzan a Bangladesh, principalmente a pie, aunque algunos huyeron en barcos de madera.

"Nuestras fuerzas también han visto a tres o cuatro grupos trabajando cerca del alambre de espinos, poniendo algo en el suelo", ha afirmado una fuente gubernamental de Bangladés a condición de permanecer en el anonimato.

Según testimonios de los sobrevivientes, los militares de Myanmar comenzaron a incendiar aldeas enteras con helicópteros y bombas de gasolina.

El informe indica además que muchos refugiados rohingyas han llegado a Bangladés heridos de bala.

"En Bangladesh, la UNICEF está ampliando su respuesta para proporcionarle a los niños refugiados protección, nutrición, salud, agua y saneamiento", dijo la organización.

Dejan sus hogares atrás.

La actual violencia en Rajine provocó la huida de unos 38.000 musulmanes rohingyas hacia la vecina Bangladesh desde el 25 de agosto, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) desde Dacca.

De acuerdo con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), alrededor de 58 mil 600 rohingyas han huido de Myanmar y buscado refugio en Bangladesh.

El pasado 20 de agosto, el papa Francisco denunció la persecución de los musulmanes rohingya en Mynmar y rezó para que reciban "derechos plenos".

La ayuda humanitaria, compuesta por en kits de emergencia, arroz, productos de pescado seco y ropa, será entregada durante la visita de Cavusoglu a Bangladesh, programada para los días 7 y 8 de septiembre, donde ya hay unos 120 mil refugiados rohinyás que abandonaron Myanmar escapando de los actos cruentos contra su comunidad. El grupo se adjudicó la responsabilidad por ataques coordinados contra puestos de seguridad la semana pasada que desataron enfrentamientos y una fuerte contraofensiva militar.

Un obispo de Myanmar dijo recientemente que Francisco "muy probablemente" visitará el país, mientras que el Vaticano ha dicho que sólo se está considerando una peregrinación.

Según los datos aportados por el comité de información de la Oficina de la Consejera de Estado, en menos de dos semanas de conflicto han muerto 371 rebeldes, 15 efectivos gubernamentales y 28 civiles.