Cultura

Payaso asesino de Wellington, descubierto tras 27 años

Payaso asesino de Wellington, descubierto tras 27 años

La identidad del clown jamás pudo ser descubierta pese a las sospechas.

De acuerdo a la versión policial, la mujer que fue asesinada se llamaba Marlene Warren y durante el 26 de mayo de 1990 se encontraba en su casa ubicada en Wellington.

Según señalaron los oficiales de policía de entonces, un auto LeBaro estacionó en la casa de los Warren ese día, y de él descendió una persona con peluca naranja, nariz roja y que traía un ramo de flores y un par de globos.

"Mientras terminaban el desayuno, alrededor de las 10:45 am, notaron un Chrysler blanco LeBaron tirar en la calzada y una persona vestida como un payaso salir del vehículo y acercarse a la puerta principal de la residencia".

El payaso se fue tranquilamente en el automóvil. Al entregar los regalos, sacó un arma y le disparó en la cara provocándole lesiones que la mantuvo en terapia intensiva por dos días y así perdió la vida en el hospital.

Luego de cuatro meses, los policías comenzaron a investigar a Sheila Keen al saber que era amante de Michael. Sheila y Michael trabajaban juntos en la venta de autos.

Sheila Keen Warren (el "payaso asesino") y su víctima, Marlene Warren. Él y su esposa vendieron recientemente un popular restaurante en Kingsport, Tennessee, según el Bristol Herald Courier.

Sheila es acusada de asesinato en primer grado contra Marlene Warren.

Inicialmente, la sospecha se centró rápidamente en Michael Warren, el marido de la víctima, ya que los amigos y la familia dijeron que la pareja estaba teniendo problemas maritales. Incluso dijo que tenía un temor recurrente: creía que su propio esposo sería capaz de matarla.

Además, empleados de la tienda Publix de esa ciudad indicaron que una mujer similar a Sheila Keen había comprado globos y flores esa mañana, apenas una hora y media antes del crimen.

Los investigadores registraron su casa y encontraron fibras de una peluca naranja que podría ser la que se había utilizado para matar a Marlene.

En 2014, la oficina del Sheriff del Condado de Palm Beach, reabrió la investigación y contactó a testigos. El martes fue detenida en el Condado de Washington, Virginia.

Crimen por resolver. El hijo de Marlene escuchó el disparo y encontró a su madre desangrándose en la entrada de su casa.

"Nunca pensé que esto finalmente ocurriría, siempre hay esperanzas, aunque yo prefería recuperarla a ella en lugar de vivir todo esto", declaró Shirley Twing, la mamá de Marlene, quien agradece a las autoridades que por fin hayan logrado dar con la asesina de su hija.