Tecnología

Google descubre compra de propaganda rusa para influir en elecciones de EEUU

Google descubre compra de propaganda rusa para influir en elecciones de EEUU

UU. indaga sobre interferencias en las elecciones.

Sin embargo, el informe de Washington Post señala que los autores de la campaña "troll" lanzada en Google no son los mismos que los de la empresa liderada por Mark Zuckerberg, lo que podría ser un indicio de una campaña millonaria liderada desde el Kremlin y otros sectores de poder para influir en el proceso electoral.

Según el reporte de The Washington Post, Google se encuentra en las primeras etapas de una investigación relacionada con los hallazgos de Facebook, en cuyos primeros resultados han encontrado que han invertido decenas de miles de dólares en anuncios similares a través de plataformas como YouTube, Gmail y su navegador web.

Los anuncios provienen al parecer de una fuente distinta a la de Facebook y Twitter, lo que supondría que las actividades que se le atribuyen a Rusia serían más amplias de lo sabido hasta ahora.

"De las aproximadamente 450 cuentas que Facebook compartió recientemente como parte de su revisión, concluimos que 22 tenían cuentas correspondientes en Twitter". En tanto, el Congreso de EE.

El gigante tecnológico desestimó la posibilidad de una influencia rusa en sus plataformas, pero aún así realiza una investigación sobre el tema, indicó el medio estadounidense. Facebook reportó que más de 400 páginas y perfiles vinculados a la Agencia de Investigación de Internet rusa habían creado unos 3.000 anuncios publicitarios que fueron vistos por 10.000 estadounidenses, por un valor de 100.000 dólares, en los últimos dos años. "No quiero que nadie utilice nuestras herramientas para socavar la democracia", dijo en el momento.

La revelación sobre un vínculo ruso con las operaciones de Google se produce cuando numerosos comités del Congreso están adelantando investigaciones sobre la intromisión de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016. Algunos políticos estadounidenses afirman que Moscú incitó a la discordia en la Unión Americana, diseminando propaganda e intentando inclinar la balanza a favor de Donald Trump.