Global

La Justicia y las empresas presionan a los catalanes

La Justicia y las empresas presionan a los catalanes

Caixabank, el tercer banco español por número de activos, prevé convocar mañana un consejo de administración extraordinario para debatir el traslado de su sede social fuera de Cataluña, confirmaron hoy a Efe fuentes financieras.

La segunda mayor entidad bancaria de Cataluña y quinta de España, con 2,548 oficinas y unos 26,000 empleados, decidió trasladar en los próximos días su sede social de esta localidad catalana a Alicante (sureste), "para proteger los intereses de nuestros clientes, accionistas y empleados", explicó en un comunicado.

En el marco de los movimientos que se están dando en toda España, y según trasciende, a días de conocerse la declaración de independencia de Cataluña, ya empiezan a verse las señales de cambios en todos los aspectos, entre ellos económicos.

"La situación es complicada y perjudica especialmente a los catalanes", apuntó el vocero del gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, quien en la misma conferencia de prensa reiteró el pedido del Ejecutivo de Mariano Rajoy al presidente catalán, Carles Puigdemont, para que "vuelva a la legalidad" a fin de "poder dialogar".

Según otra fuente, el mayor grupo catalán cotizado - con una capitalización bursátil de casi 25.000 millones de euros - reunirá a su consejo el viernes para estudiar el eventual traslado de la sede bajo la amenaza de una declaración unilateral de independencia.

Gas Natural Fenosa, un gigante del sector, también anunció ayer su salida de Cataluña. Abertis, con una capitalización de 17.170 millones de euros, cerró ayer en Bolsa en 17,34 euros por acción, un 0,46% más. "La semana pasada los bancos que lo hicieron significativamente peor fueron CaixaBank y Sabadell (principalmente porque ambos tienen sus sedes ubicadas en Barcelona), pero no vemos por qué el resto de los bancos españoles no se debería ver afectados".

En mayo de 2015, ante el interés de varias compañías por trasladar su domicilio social a otras comunidades autónomas, el gobierno español aprobó una disposición adicional que recogía que salvo disposición contraria de los estatutos, el órgano de administración será competente para cambiar el domicilio social dentro del territorio nacional.

Entre quienes decidieron irse también figuran el Banco Sabadell, el Banco Mediolanum, la empresa de dietética Naturhouse o la de telecomunicaciones Eurona.