Global

Morales rinde homenaje al Che en La Higuera

Morales rinde homenaje al Che en La Higuera

Decenas de miles de militantes progresistas de países de la región, principalmente argentinos y cubanos, investigadores, escritores, artistas y periodistas de diversos puntos del planeta confluirán, entre sábado y lunes en esa región sudeste de Bolivia, desde donde el Che intentó expandir la revolución internacionalista entre noviembre de 1967 y octubre del año siguiente.

El presidente boliviano, Evo Morales, ratificó la vigencia del antimperialismo de Ernesto Che Guevara al encabezar una caminata desde Abra-El Batán hasta La Higuera, ruta transitada por el guerrillero y sus compañeros de lucha, informó Prensa Latina.

El Gobierno boliviano, ideológicamente afín al gobierno cubano, organizó varios actos para recordar el fallecimiento del "Che" Guevara a manos del Ejército boliviano, en el marco de la Guerrilla de Ñancahuazú. Hasta la victoria siempre.

Fragmentos del texto El Redentor, del poeta argentino Julio Huasi, en voz de actores del patio conmocionaron a los asistentes que rememoraron a ese "Ernesto amor, Cristo Guevara, Che salvador, hijo del hombre, la libertad y el espíritu en armas".

Cuba le rinde homenaje a Ernesto Che Guevara, a 50 años de su muerte en Bolivia, y a 20 años de la llegada de sus restos a la isla.

Para los actos de homenaje también han sido invitados los hermanos del Che Guevara -Ramiro y Juan Martín- además del general cubano Harry Villegas, conocido como "Pombo", el lugarteniente de Guevara que además de haber combatido en Bolivia, estuvo en el Congo. En esta semana la prensa oficial se ha hecho eco de los variados homenajes a Guevara, venerado como el "Guerrillero Heroico" y elevado a nivel de deidad revolucionaria cuya imagen se repite en vallas, carteles y pintadas en casi cada rincón del país. Se prevé que miles de habitantes de la llamada "Ciudad del Che", tomada por él en diciembre de 1958, se congreguen frente a la escultura gigante del mítico comandante con el brazo en cabestrillo, por la herida que recibió en ese combate crucial para el triunfo de la Revolución Cubana, que se concretaría a las pocas semanas, el 1º de enero de 1959, cuando cayó La Habana, último bastión del dictador Fulgencio Bastista.