Global

Tribunal Constitucional español suspende sesión de Parlamento de Cataluña

Tribunal Constitucional español suspende sesión de Parlamento de Cataluña

El Tribunal Constitucional español declaró una suspensión cautelar este día al pleno del Parlamento regional catalán para la declaración de la independencia de Cataluña, la cual estaba prevista para este próximo lunes 9 de octubre, según informó este día el periódico español "El País", así como diversas agencias de prensa internacional.

Los socialistas catalanes del PSC presentaron el recurso de ampara advirtiendo que, de convocar al pleno, se supondría el "ignorar a sabiendas de la suspensión acordada por el Tribunal Constitucional", calificando de una "aniquilación" a la constitución cualquier declaración independentista en Cataluña.

Esa ley dice que en caso de victoria del sí en la consulta secesionista, la independencia de Cataluña podría declarase formalmente 48 horas después de la proclamación de los resultados.

La decisión del Constitucional tuvo la rápida respuesta de la presidenta del Parlamento regional, la independentista Carme Forcadell, quién la interpretó como un "rechazo" a la oferta de "diálogo" realizada por una parte del independentismo catalán, en referencia a la disposición de Puigdemont a dialogar.

La diputada Mireia Boya, del partido antisistema la CUP, que apoya al Gobierno de la alianza Junts pel Si, fijó también ese objetivo el miércoles: "Es un pleno para valorar los resultados y para materializar las consecuencias de esos resultados: es decir, para declarar la independencia o para proclamar la república".

Poco antes, el jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, instó al presidente catalán, Carles Puigdemont, a que cancele los planes de declaración de independencia y "evitar que se produzcan males mayores".

Después de 130 años de historia en la región española de Cataluña, el Banco Sabadell -el quinto de España por volumen de activos, con 2.548 oficinas y unos 26.000 empleados- anunció hoy el traslado de su sede social a la provincia valenciana de Alicante (este), lo que le permitirá mantenerse bajo la supervisión del Banco Central Europeo (BCE) y con acceso a líneas de liquidez.