Medicina

Día Mundial de la Diabetes: las mujeres, un segmento vulnerable

Día Mundial de la Diabetes: las mujeres, un segmento vulnerable

La diabetes aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que genera.

"La región de las Américas tiene la mayor cantidad de niños obesos en el mundo, lo que quiere decir que tendremos más personas con enfermedades crónicas -como la diabetes- en el futuro", dijo la Directora de la OPS, Carissa F. Etienne. Las otras dos clases son el tipo 1 y el tipo 2.

Teniendo en cuenta que el tema de este año es Mujeres y Diabetes, Lindmeier lamentó que alrededor de 205 millones de ellas sufren por esa crónica dolencia en el mundo.

El avance de la diabetes puede detenerse a través de una combinación de políticas fiscales, legislación, cambios en el medio ambiente y sensibilización a la población para modificar los factores de riesgo, entre ellos la obesidad y el sedentarismo.

Las personas que tienen más probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2 son las que tienen más de 45 años de edad, antecedentes familiares de diabetes o sobrepeso.

Además, juegan un rol esencial a la hora de prevenir la diabetes gestacional, uno de los tres tipos que se transmite durante el embarazo.

La diabetes constituye hoy un problema de salud pública importante, ya que además de repercutir seriamente en la calidad de vida de las personas que la padecen, también representa un riesgo importante para la estabilidad económica familiar, e incluso una afectación seria en la economía de las naciones por los altos costos de su tratamiento y atención de sus complicaciones.

La diabetes se puede controlar y sus complicaciones se pueden evitar o retrasar mediante medicación, atención médica de seguimiento y autocuidado.

Esta enfermedad requiere asimismo de cuidados personales diarios y de controles de los niveles de glucosa en la sangre para evitar que sean muy altos o muy bajos.

En nuestro país mueren anualmente 5.260 personas a consecuencia de la diabetes, según el Ministerio de Salud.

En esta gestión se reportaron 73.515 casos nuevos, mientras el 2016 llegaron a 138.124 casos y el 2015, 98.100 casos.

Es evidente que para la prevención de enfermedades asociadas con el estilo de vida y con una carga genética como la obesidad y la diabetes, los esfuerzos que se hagan al respecto tienen que ir encaminados no sólo a considerar los alimentos consumidos o la actividad física realizada, sino todo el aparato social que existe detrás para que estas cuestiones se lleven a cabo.