Economía

Los gobernadores acordaron las reformas previsionales — Pacto fiscal

Los gobernadores acordaron las reformas previsionales — Pacto fiscal

La gestión de Mauricio Macri llevará la propuesta al Congreso después de haber consensuado la decisión también con el presidente de bloque del PJ en el Senado, Miguel Ángel Pichetto, y con el jefe del Bloque Justicialista en Diputados, Diego Bossio.

Esto significa un cambio en la actual fórmula de actualización, que fue aprobada en la ley votada en el 2009, y fue interpretado como un paso que descomprime notablemente la situación de las cajas previsionales.

Hasta ahora, el ajuste se produce de una ecuación entre las variaciones producidas en los recursos tributarios del SIPA y el índice general de salarios determinado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

El acuerdo establece que las jubilaciones se actualizarán trimestralmente y por inflación, pero "garantizando aumentos por encima de la evolución de la inflación". Esta nueva fórmula también se aplicará sobre la Asignación Universal por Hijo (AUH). Pero, al final, en el acuerdo quedó escrito que las jubilaciones se adecuarán por encima de la inflación.

"Lo que nosotros estamos implementando es un sistema equivalente al que existe en todo el mundo que tiene a preservar el valor real de las jubilaciones, y ese es nuestro objetivo", dijo el ministro de HaciendaNicolás Dujovne en conferencia de prensa.

La postura oficial era de mantener el ajuste en base a la inflación.

Desde que rige la movilidad, el poder adquisitivo de la jubilación mínima cayó en dos oportunidades: en 2014 -con el kirchnerismo en el poder- registró una baja real anual del 5,4% y en 2016, ya con el Gobierno de Cambiemos, sufrió un retroceso del 6,4%.

El funcionario explicó que el cambio de la fórmula de cálculo jubilatorio había que hacerlo porque con los gobernadores se acordó derogar el Artículo 104 de la Ley del Impuesto a las Ganancias. "Si no lo hacemos, los haberes caerían muy fuerte en 2018", dijo Dujovne.

En un segundo punto se buscará garantizar haberes equivalentes al 82 % del salario mínimo vital y móvil, para las personas con 30 años de servicios y aportes. A su vez, se prevé compensar a ese organismo dándole todo lo que ingrese por el impuesto al cheque, que desaparecerá en 2022.

Por último, el tercer punto del apartado dedicado a la reforma previsional, establece que se "impulsará la eliminación de las inequidades generadas por los regímenes de jubilaciones de privilegio". Ese dinero va a 11 expresidentes y vices, pero el 85% del total es para las pensiones vitalicias de exjueces de la Corte y otros cargos judiciales.