Global

Acuerdo entre Reino Unido y EU debe continuar: May

Acuerdo entre Reino Unido y EU debe continuar: May

El presidente estadunidense Donald Trump se equivocó al retuitear tres videos antimusulmanes publicados por una dirigente de la organización de ultraderecha británica Britain First, estimó el miércoles un portavoz de la primera ministra británica Theresa May.

"Theresa May, no se centre en mí, céntrese en el destructivo terrorismo islámico radical que está teniendo lugar en Reino Unido".

El actual presidente de los Estados Unidos Donald Trump compartió el día de hoy vía Twitter, una serie de vídeos hostiles a musulmanes. La acción del magnate republicano fue criticada por la primera ministra británica, Theresa May.

Trump se desvió de temas como los impuestos, Corea del Norte y otros problemas que enfrenta su gobierno para compartir tres videos tuiteados originalmente Jayda Fransen, directora adjunta del grupo británico.

Pero la serie de tuits ha provocado una tormenta de reclamos de cancelar la visita. De hecho, ya es conocida su intención de prohibir el ingreso a los Estados Unidos de ciudadanos procedentes de varios países de mayoría musulmana, religión con la que ha sido muy crítico desde la campaña electoral.

Sadiq Khan dijo que Trump promocionó a un "grupo vil y extremista" y que su visita a Gran Bretaña "no será bien recibida".

May ratificó la visita, aunque insinuó que no era inminente.

Algunos políticos de izquierda también se cuestionan si el mandatario debe ser recibido con la pompa y la circunstancia de una visita de Estado, que incluiría un encuentro con la reina Isabel II, tras la invitación que May le extendió en enero de este año. "Resta fijar la fecha".

“Los británicos rechazan de forma abrumadora la retórica llena de prejuicios de la extrema derecha, que es la antítesis de los valores que este país representa: la decencia, la tolerancia y el respeto.

Fransen respondió con entusiasmo, agradeciendo a Trump por retuitear sus publicaciones: "Dios te bendiga, Trump".

En una sesión en la Cámara de los Comunes, la ministra británica de Interior, Amber Rudd, sugirió que muchos de sus compañeros en el Partido Conservador "probablemente comparten" la opinión de que Trump debería dejar de utilizar la red social, en la que tiene casi 44 millones de seguidores. "Este gobierno no tolerará a los grupos que difunden el odio mediante la demonización de personas de otras confesiones o etnias".