Economía

Deportaron a dos activistas que venían a la cumbre de OMC

Deportaron a dos activistas que venían a la cumbre de OMC

Es por la deportación de Petter Titland, titular de la ONG AttacNorg, quien estaba acreditado para seguir la reunión de la OMC que se desarrolla en Buenos Aires, aunque Argentina lo rechazó, junto con varios integrantes de diferentes ONG del mundo.

Por su parte, la también activista Deborah James, integrante de la red Nuestro Mundo No Está En Venta (Our World Is Not for Sale), aseguró que la diplomacia internacional y integridad de la conferencia se ponen en riesgo debido a la forma arbitraria en que "cualquier país sede empieza a limitar el acceso" al encuentro. Sin embargo, fueron retenidos en el Aeropuerto de Ezeiza y deportados. En ese sentido -expresó la cartera que comanda Faurie- "el equipo de Seguridad anticipó a la OMC la existencia de algunos inscriptos, registrados por dicha Organización en nombre de algunas ONG, que habían hecho explícitos llamamientos a manifestaciones de violencia a través de las redes sociales, expresando su vocación de generar esquemas de intimidación y caos". En la misiva se preguntan "cómo es posible que ONGs de Europa a las que le revocan la acreditación sean una amenaza para la seguridad".

En un comunicado que fue publicado por la Cancillería Ecuatoriana, se informó que el país 'lamenta la decisión de las autoridades migratorias argentinas' de deportar a Sally Burch, periodista de origen británico que ha vivido varias décadas en Ecuador y se ha desempeñado como presidenta de la Asociación de Prensa Extranjera (APE) en Ecuador.

Las organizaciones que representan ambos iban a participar en actividades paralelas a la cumbre de la Organización Mundial de Comercio, pero por pedido del Gobierno y desde la organización de la OMC, decidieron no permitirles el ingreso por haber participado de los disturbios en la cumbre del G20 que se realizó en Alemania en julio de este año.

Al saber que había sido impedida su entrada al país, Burch presentó un hábeas corpus que fue ignorado por la Justicia. "Soy parte de un grupo de 60 personas que no pueden participar de la cumbre de la OMC".

"Cuando llegué a Migraciones dije que entraba como turista y aparecí en una lista que no podía entrar", contó Burch a Radio 10.