Global

El número de pobres aumentará en Latinoamérica — Cepal

El número de pobres aumentará en Latinoamérica — Cepal

Esta es la segunda diferencia más grande de entre 17 países de América Latina, sólo superada por Paraguay, que tiene una brecha de 44.4 puntos; ambos países son los únicos que superan el umbral de los 40 puntos en la región.

En la presentación del informe "Panorama Social de América Latina 2017" en la Ciudad de México, la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, señaló que en el 2016 el número de personas en la pobreza llegó a 186 millones, incluyendo 61 millones en situación de pobreza extrema.

Bolivia registró menos pobreza extrema hasta el 2015, pero el 2016 aumentó el número de personas en estas condiciones, lo que según los organismos internacionales sería una regresión.

Entre 2002 y 2016 la pobreza se había reducido 15,2 puntos porcentuales y también disminuyó la desigualdad de ingresos, aunque lo hacía a un ritmo mucho menor en los últimos años. El coeficiente de Gini (donde 0 representa ausencia de desigualdad y 1 desigualdad máxima) pasó de 0,538 en 2002 a 0,467 en 2016.

Para Bárcena la relación entre la disminución del PIB y el crecimiento de la pobreza es clara, reflejándose sobretodo en la distribución del ingreso en los hogares.

La Cepal hizo un llamado a fortalecer las políticas laborales y de protección social, más aún en periodos de bajo crecimiento económico.

El próximo año, acotó Bárcena, se publicará un informe detallado de dicha metodología y las cifras por país una vez concluidas las consultas técnicas con los mismos.

Igual de alarmante es el caso de los menores de edad, pues en el 2016 el 46.7% de los latinoamericanos de 0 a 14 años eran pobres. "No solo es mayor el porcentaje, sino que también preocupa que la tendencia en lugar de estabilizarse, se está acentuando", alertó.

De acuerdo al estudio, entre 2000 y 2014 la base contributiva se los sistemas de pensiones en América Latina se amplió de un 36,9 a un 47,8 por ciento, es decir casi 60 millones de personas más están cotizando.

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, la directora de la División de Desarrollo Social de la CEPAL, Laís Abramo, comentó las principales conclusiones de este informe, haciendo énfasis, justamente, en el aumento de la pobreza en América Latina, ya que este tipo de incrementos no es fácil revertirlos en el corto y mediano plazo.

Laís Abramo sostuvo que para la región el reto de hacer frente al acelerado envejecimiento de la población, lo que significará una presión importante sobre los sistemas previsionales y de salud, cuestión que hace necesario que ahora se apliquen políticas de productividad y optimización del trabajo de la actual población económicamente activa.

"Hay un diseño de origen (en el sistema de pensiones en México) que le da un trato desigual a las mujeres".

Arenas recordó que en el año 2008 Argentina hizo algo parecido y aprobó una reforma estructural en pensiones y que esta modificación de parámetros lo que hace es reajustar los beneficios y colocar límites a las prestaciones mínimas.

Finalmente, invitó a realizar estudios actuariales -que analizan pasivos- y permiten modificar los parámetros del sistema de reparto de manera correcta para "alcanzar sostenibilidad financiera y hacerlo con equilibrio y adecuada cobertura".