Deporte

Bachelet en Cuba para reforzar comercio y relaciones

Bachelet en Cuba para reforzar comercio y relaciones

La Presidenta Michelle Bachelet llegó la madrugada de este domingo a Cuba para comenzar una visita oficial que en nuestro país no ha estado exenta de polémicas a nivel político.

A la terminal del aeropuerto internacional José Martí de la capital cubana acudió a recibir a la mandataria el viceministro de Relaciones Exteriores Rogelio Sierra Díaz, quien le obsequió flores.

Hasta el momento, la única pauta oficial de la Presidenta para este domingo en La Habana es un encuentro con el mundo de la cultura e intelectuales isleños, en la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, a las 15:30 horas locales, 17:30 de Chile.

Kast también sostuvo que "esta es la última oportunidad de Bachelet, en su cargo como presidenta de un país democrático, de mostrar un respaldo al pueblo cubano y no cerrar los ojos ante los continuos atropellos de la dictadura cubana a los Derechos Humanos de sus ciudadanos".

Asimismo, participará en un foro empresarial y visitará la escuela pedagógica Salvador Allende.

En la tarde será recibida por el presidente Raúl Castro en el Palacio de la Revolución.

Según declaró a la prensa de su país el canciller chileno, Heraldo Muñoz, las inversiones chilenas en Cuba son importantes -ascienden a 52 millones de dólares- y adelantó que ya hay otras en camino, en el marco de la cartera de oportunidades que impulsa la mayor de las Antillas.

En declaraciones a la agencia rusa de noticias, Sputnik, la titular de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales, Paulina Nazal, explicó que la visita de Bachelet a la Isla ayudará a la difusión del Acuerdo de Complementación Económica entre ambos países, firmado en 1999.

El viaje de Michelle Bachelet a Cuba será la penúltima gira exterior de la jefa de Estado, además de la que realizará a Japón, antes de entregar en marzo el poder al presidente electo Sebastián Piñera.

Cuba y Chile mantienen buenas relaciones, cuya historia se remonta a la década de 1960, cuando el país caribeño envió médicos para ayudar a las víctimas del tsunami y los terremotos de la localidad chilena de Valdivia.