Tecnología

Científicos obtienen pruebas de la recuperación de la capa de ozono

Científicos obtienen pruebas de la recuperación de la capa de ozono

Los científicos de la NASA han obtenido este viernes, por primera vez, pruebas "directas" de la recuperación de la capa de ozono.

Los datos obtenidos durante la observación muestran una reducción significativa en los niveles de clorofluorocarbonos (CFC), lo que habría provocado una reducción de cerca del 20 % en el deterioro de la capa de ozono.

"Podemos ver muy claramente que el cloro de los CFC está reduciendo el agujero de la capa de ozono, y que la pérdida de ozono en la atmósfera se está ralentizando", afirmó Susan Strahan, autora principal del proyecto y científica atmosférica del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.

Ese año, por ejemplo, se prohibieron los clorofluorocarbonos (CFC), productos químicos usados en distintos productos como las latas de pintura en spray, y que causaban un daño tremendo a la capa del ozono.

En septiembre del 2017 se informó tamaño que el agujero había sido el más pequeño desde 1988, con una extensión máxima de 19,6 millones de kilómetros cuadrados.

Cada setiembre se forma un agujero en el ozono sobre la Antártida cuando llega el invierno al hemisferio sur.

Hace 30 años, la importancia de la capa de ozono llevó a que la comunidad internacional firmara el Protocolo de Montreal sobre las Sustancias Dañinas para la Capa de Ozono con objeto de regular este tipo de compuestos.

El ozono estratosférico es una capa protectora natural, ya que absorbe la radiación ultravioleta que puede causar cáncer de piel y es dañina para las plantas.