Tecnología

Hallaron a 13 hermanos encadenados y desnutridos — Macabro

Hallaron a 13 hermanos encadenados y desnutridos — Macabro

Una pareja fue arrestada después de que sus 13 hijos fueron encontrados encadenados a camas dentro de su casa en California, Estados Unidos.

Estaban desnutridos, sucios y todos debieron ser hospitalizados, dijo la policía.

Fue una de las hermanas, de 17 años, quien puso fin a la pesadilla.

La niña, que los oficiales inicialmente creyeron tenía unos 10 años, pero en realidad tiene 17, contactó a la policía el domingo después de escapar.

La policía les proporcionó alimentos y bebidas a los niños, quienes "afirmaron estar muriendo de hambre" antes de ingresar a los hospitales.

Seis de las 13 víctimas (incluida la adolescente que dio la alerta) eran menores, y el más chico con apenas dos años.

Los padres fueron arrestados y acusados de tortura y de poner en peligro a los hijos.

Los agentes se dirigieron a la residencia cerca de Perris, al suroeste de Los Ángeles y se encontraron con una situación calamitosa.

La pareja, que vive en West Virginia, dijo que no habían visitado a la familia durante cuatro o cinco años, pero les había hablado por teléfono, aunque no con sus nietos. Tres niños, con el pelo oscuro con un corte taza como David Turpin, visten trajes con corbatas rojas. Otras fotos muestran a la familia sonriendo en un viaje a Disneyland.

En una de las imágenes, la bebé lleva una camiseta en la que se lee "Mamá me ama".

Una vecina de la familia, Jamelia Adams, de 39 años, estaba impactada. "Muy devastador", dijo Ross. Siete eran adultos, pero estaban malnutridos y parecían niños. "Nunca pensé que algo así podría pasar".

De acuerdo a lo que pudo averiguar el diario The Washington Post, David Turpin figura en el directorio del Departamento de Educación del estado como el director del Colegio Sandcastle Day, inaugurado en 2011. Según información pública obtenida por medios locales, los padres vivían en esa dirección desde 2010 y anteriormente habían residido muchos años en Texas.

El artículo señala que en ese momento David Turpin trabajaba como ingeniero para el contratista de defensa Northrop Grumman, con un salario de 140.000 dólares al año, mientras que su esposa figuraba como ama de casa.