Global

Honduras: una multitud marchó en contra la reelección del presidente

Honduras: una multitud marchó en contra la reelección del presidente

"Nadie debe obediencia a un gobierno usurpador, el pueblo tiene derecho a la insurrección", subrayó la Alianza de Oposición y convocó a movilización "pacífica" este sábado y paro nacional a partir del 20 de este mes para pedir "la renuncia" de Hernández y "boicotear su juramentación y toma de posesión ilegal".

El expresidente hondureño Manuel Zelaya criticó a la Organización de Estados Americanos (OEA) por desconocer al opositor Salvador Nasralla como ganador de las presidenciales de noviembre y pidió crear una 'comisión investigadora' sobre esos comicios.

Los empresarios de Honduras "están con la Alianza de Oposición", aseguró Nasralla, quien anunció que "no nos detendremos a nivel nacional hasta que Hernández diga que se va".

El viernes, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Honduras declaró sin lugar la totalidad de las impugnaciones presentadas por la Alianza sobre las elecciones y dio por concluido el proceso comicial del pasado 26 de noviembre que, según este mismo órgano, ganó Hernández con el 42,95 % de los votos, frente al 41,42 % del izquierdista Nasralla.

Por otra parte, Zelaya sostuvo que la presidencia de Honduras fue ganada por la Alianza con el apoyo del pueblo.

"La Presidencia (del país) la elige el pueblo, no la elige los militares, ni los gringos (estadounidenses), ni el Tribunal de elecciones", señaló Zelaya al canal UNETV.

Nasralla dijo el martes que la Alianza de Oposición acudirá a ese diálogo "solo si es entre él y nosotros y con un intermediario internacional".

Nasralla afirmó esta semana que asumiría paralelamente el poder el próximo 27 de enero debido a que fue "el ganador de las elecciones", a su vez apoyó la postura del secretario general de la OEA, Luis Almagro de celebrar nuevas elecciones debido a las irregularidades, y se mostró confiado de que ganaría los comicios "porque un 80% de los hondureños quiere que Hernández se vaya".

Muchos manifestantes portaban banderas del país, blancas de la Alianza de Oposición, rojas del Partido Libertad y Refundación (LIBRE), que con el Innovación y Unidad-Social Demócrata, que conforman el movimiento del principal líder opositor, y la del país, en azul y blanco.