Economía

La hija de un policía confesó que mató a su ex novio

La hija de un policía confesó que mató a su ex novio

Por su parte, otra joven escribió: "Me da vergüenza decir que fuiste mi amiga durante años, saber que para Navidad me dijiste que te había matado a palo, donde hiciste que te agarre cuando yo venía así me peleaba con él".

Tiempo más tarde y en el mismo lugar, ante el fiscal Lisandro Beherán, la joven declaró haber asesinado a su novio con el arma reglamentaria de su papá, el viernes por la madrugada.

Si la caratula de la causa se mantiene a lo largo de la investigación como "homicidio calificado por el vínculo", a Nahir Galarza podría caberle una pena de prisión perpetua. El viernes despidió a su novio a través de Instagram, con una foto que decía '5 años juntos, peleando, yendo y viniendo pero siempre con el mismo amor. "Ella manifestó: 'Fui yo, quítenle responsabilidad a mi padre y a mi familia'", afirmó el abogado Víctor Rebossio, defensor de Nahir, cuando describió cómo fue el momento en que la chica se entregó a las autoridades.

Nahir estudiaba abogacía en la Universidad de Concepción del Uruguay (UCU) Regional Gualeguaychú.

Tras su declaración y quedar detenida, Galarza, fue trasladada a la sala 6 de Psiquiatría del Hospital Centenario, dado que se encontraba en estado de shock.

Marcelo Galarza el padre de la joven, que es efectivo de la Policía entrerriana y que actualmente trabaja en Gualeguay, se puso inmediatamente a disposición de la justicia. Fernando Pastorizzo fue encontrado muerto al lado de su moto y con todas sus pertenencias en los bolsillos.

El joven recibió dos disparos que salieron de una pistola calibre 9 milímetros.

Además, se encontró una vaina servida y un proyectil sin utilizar pertenecientes a esa arma, mientras que se confirmó que los disparos fueron efectuados a corta distancia.

Un taxista que pasaba por el lugar contó que vio el cuerpo tirado con la cara cubierta de sangre y "otra persona agachada que supuestamente lo estaba ayudando".

El hombre explicó que, luego de dejar a un pasajero, regresó al lugar "para ver si podía ser de alguna ayuda". "Esa segunda persona, cuando regresé ya no estaba ahí", indicó el remisero.