Global

Terroristas atacaron bases rusas con 13 drones

Terroristas atacaron bases rusas con 13 drones

El ex jefe del Estado mayor de Rusia, Víktor Bóndarev, acusó al gobierno de Estados Unidos de haber proporcionado drones a terroristas para atacar una base aérea rusa en Siria.

El Ministerio informó que la noche del 5 al 6 de enero, los terroristas lanzaron ataques por medio de 13 vehículos aéreos no tripulados contra las bases militares rusas de Jmeimim y Tartus, ubicadas en las cercanías del Mediterráneo.

Sivkov subrayó que el hecho de que en el ataque fueran empleados 13 drones apunta a la implicación de uno de los países desarrollados en los preparativos para el ataque.

"De momento, los militares rusos llevan a cabo el examen detallado de la construcción, relleno técnico y pertrechos caseros de los drones capturados", señala el documento.El departamento militar ruso sostiene que los yihadistas recibieron la tecnología del ataque desde un país que tiene sistema de drones desarrollado.

De este modo el ente ruso comentó la declaración de un representante del Pentágono de que las tecnologías usadas durante el ataque de los terroristas contra las instalaciones rusas en Siria estaban "plenamente disponibles en el mercado abierto".

La declaración del representante del Pentágono "no es solo preocupante sino también interesante: ¿de qué tecnologías se trata, dónde se encuentra el mencionado 'mercado' y cuáles son los servicios especiales que venden allí los datos de inteligencia espacial?", preguntó el ministerio castrense ruso. El presidente ruso, Vladímir Putin, proclamó recientemente la "completa derrota" del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Siria y ordenó la retirada del grueso de las tropas rusas del país árabe.

Sin embargo, las fuerzas rusas mantienen su presencia en la base aérea de Hmeymim y en el puerto de Tartus y podrán enviar refuerzos en caso de necesidad.

"Esto nos obliga a analizar la extraña coincidencia de que, durante el ataque de los terroristas con aviones teledirigidos contra las bases militares rusas, un avión de reconocimiento estuviera patrullando el mar Mediterráneo entre Tartus y Hmeimim, durante más de cuatro horas, a una altitud de 7 kilómetros", dijo una fuente rusa.