Global

Trump dispuesto a diálogo sobre el conflicto coreano

Trump dispuesto a diálogo sobre el conflicto coreano

El encuentro, el primero de alto nivel que celebran los dos países en más de dos años, se celebró en la mañana de ayer -en Corea- en un ambiente de inusual cordialidad en la aldea de Panmunjom, en la militarizada frontera intercoreana.

La República Popular Democrática de Corea insistió en resolver los problemas que enfrentan ambos lados de la Península Coreana mediante el diálogo y las negociaciones, así como hacer esfuerzos conjuntos por lograr la paz, la reconciliación y unión de todo el territorio.

Corea del Norte acordó este martes enviar una delegación a los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán en febrero en Corea del Sur, dijeron funcionarios de Seúl. La línea recién reactivada servía, entre otras cosas, para que ambos ejércitos notificaran movimientos de personas y mercancías en torno a Kaesong.

Corea del Norte confirmó también que enviará una delegación de alto rango a los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang que se realizarán en Corea del Sur el próximo mes, pero el jefe de su misión en la ronda de conversaciones expresó su incomodidad por una mención a la desnuclearización durante las discusiones, agregó el Gobierno surcoreano.

Corea del Sur también quiere establecer conversaciones entre las fuerzas militares para evitar "choques accidentales". A esta conclusión han llegado en Corea del Sur tras analizar lo que dijo el líder norcoreano.

El mandatario estadounidense sostuvo una comunicación telefónica Moon Jae-In, Trump dijo estar dispuesto a platicar con Pyongyang "en el momento apropiado y bajo las circunstancias apropiadas".

El anuncio ratifica la nueva estrategia del líder norcoreano, Kim Jong Un, quien cambió el tono de las declaraciones con sus vecinos del sur, marcadas por las amenazas y el desarrollo de su programa nuclear y de misiles balísticos.

Pionyang y Seúl acordaron "reducir la actual tensión militar y celebrar conversaciones militares con ese objetivo", según un comunicado conjunto.

Afirmó que un simulacro se realizaría en algún momento después de los Juegos Paralímpicos de Invierno, que se realizarán del 8 al 18 de marzo después de los Juegos Olímpicos del 9 al 25 de febrero.

Corea del Norte se opone a tales maniobras, ya que lo considera un ensayo para una invasión.

Go Myong-Hyun, analista del Instituto de Estudios Políticos Asan con sede en Seúl, dijo que Corea del Norte aseguró la llamada "compostura estratégica": refugio de un posible ataque militar estadunidense que ha sido descrito repetidamente como una "opción sobre la mesa" por los funcionarios de la administración del presidente DonaldTrump.