Global

Trump reiteró que el muro será pagado "directa o indirectamente" por México

Trump reiteró que el muro será pagado

Además, reiteró que México no pagará "de ninguna manera y bajo ninguna circunstancia, un muro o barrera física que se construya en territorio estadounidense a lo largo de la frontera".

El jefe de gabinete intentó suavizar el tema con los demócratas al indicar cosas como que hay tramos de la frontera donde el muro no es necesario, algo que Trump -afirmó el jefe de gabinete- desconocía cuando hizo sus promesas de campaña.

En otra publicación señaló que México podría pagar el muro fronterizo "indirectamente a través del TLCAN", tratado que calificó como "un mal chiste". "¡Es una mala broma!", ha concluido. Trump afirma, "el narcotráfico que hay en México ha afectado a Estados Unidos de manera directa" agregando también que "la droga que hay en EE.UU proviene de México y una de las maneras de evitar que los americanos sigan consumiendo es la construcción del muro".

El controvertido proyecto de Trump suscitó rechazos rotundos y protestas tanto dentro como fuera de EEUU, e incluso llegó a ensombrecer las relaciones entre Washington y el Gobierno de México.

En ese sentido, el mandatario aseguró que "si no hay muro, no habrá acuerdo" de reforma migratoria, un día antes de que venza el plazo para acordar el presupuesto. Se espera que el proyecto cueste más de 20.000 millones de dólares.

El gobierno mexicano respondió al presidente Donald Trump sobre sus afirmación es de que México pagará el muro y es el país más inseguro del mundo. Sin embargo Donald Trump busca revocar los amparos y regresar a los "dreamers" a su país de origen. Sólo construir o reforzar 60 millas costaría, según cálculos de la Casa Blanca, 1.600 millones de dólares. Kelly habló el miércoles en una reunión a puertas cerradas con el Bloque Hispano del Congreso, dijeron asistentes a la reunión.

Las declaraciones de Kelly aumentan la indecisión sobre la política de inmigración que emana de la Casa Blanca durante los últimos meses, desde que Trump anunció el fin del programa de Acción Diferida (DACA) promovido por su antecesor, Barack Obama, que protegía a los jóvenes inmigrantes indocumentados conocidos como "soñadores" de la deportación.