Global

Trump suspendió visita a Londres para inaugurar nueva embajada — Ahórrense las protestas

Trump suspendió visita a Londres para inaugurar nueva embajada — Ahórrense las protestas

"La razón por la que he cancelado mi viaje a Londres es que no soy un gran fan de que la Administración de Obama vendiera la que quizá sea la mejor embajada y mejor localizada en Londres por unos 'cacahuetes', solo para construir una nueva en las afueras por 1200 millones de dólares", ha tuiteado el magnate neoyorquino.

El presidente dijo que no irá al Reino Unido a inaugurar la sede de la nueva embajada de su país al acusar a su antecesor, Barack Obama, de malvender la antigua sede.

Particularmente causaron incomodidad la propuesta de veto de entrada en Estados Unidos para musulmanes y más recientemente cuando Trump reprendió a la primera ministra Theresa May en Twitter después de criticarlo por retuitear videos antislámicos de la extrema derecha británica.

Muchos londinenses quieren a Estados Unidos pero "piensan que sus políticas son el polo opuesto a los valores de inclusividad, diversidad y tolerancia de nuestra ciudad", dijo Khan, el primer edil musulmán que tiene la capital británica.

Por su parte, el alcalde de Londres Sadiq Khan se alegró de la cancelación, ya que previó que de haber llegado Trump a inaugurar la embajada de EU habría sido recibido con protestas masivas.

Pero altos cargos británicos se han sentido consternados por algunas de las declaraciones de Trump.

"Había otra invitación, del embajador de EEUU a Londres, para la inauguración de un nuevo edificio de la embajada estadounidense en el Reino Unido y tal y como se desprende del Twitter de Trump, el presidente la rechazó", explicó el portavoz.

"No vamos a permitir que las relaciones entre Estados Unidos y el Reino Unido se vean comprometidas" por algunos "pedantes pomposos", en alusión a Khan y al líder laborista, Jeremy Corbyn, que en el pasado también se mostró en contra de Trump.

En lugar de una visita de estado, se esperaba que Trump hiciera una "visita de trabajo" breve y menos formal en febrero para cortar la cinta de la embajada en el suroeste de Londres y mantener reuniones con May.