Tecnología

Tras un año, heredero de Samsung sale de la cárcel

Tras un año, heredero de Samsung sale de la cárcel

Al empresario le habían ordenado cinco años tras las rejas por los delitos de soborno, malversación de fondos, ocultación de activos en el extranjero, encubrimiento de actos criminales y perjurio.

Según la información disponible, Lee, ex-vicepresidente de Samsung Electronics, abandonó hoy las instalaciones penitenciarias donde permanecía desde hace casi un año. Este caso provocó una crisis política inédita en Corea del Sur y sacó a la calle a los surcoreanos en manifestaciones masivas durante meses, desencadenando la primera destitución de un presidente en democracia, y su posterior envío a prisión, reseñó la agencia de noticias EFE.

El Alto Tribunal de Seúl decidió rebajar esta pena a dos años y medio y autorizó a Lee a cumplirla en suspenso, por lo que le permite abandonar de inmediato el centro penitenciario donde se encontraba, después de que otra instancia retirara muchos de los cargos por los que había sido condenado.

El heredero de Samsung fue acusado de dar decenas de millones de dólares estadounidenses en concepto de sobornos a la impugnada presidenta Park Geun-hye y a su amiga Choi Soon-sil, que fue detenida como cómplice bajo múltiples cargos.

Para el tribunal, la mayor parte de la responsabilidad debe caer en Park y Choi, ya que fue su colusión la que obligó a los grandes conglomerados a proporcionar los sobornos. Lee había sido condenado por donar unos 8.800 millones de wones (u$s8 millones) a Park y a Choi, a cambio de recibir apoyo del Gobierno para una operación clave para la empresa y considerada de importancia estratégica para la sucesión al frente de la compañía.

Lee, de 49 años, heredero de uno de los mayores imperios corporativos, ha estado detenido desde febrero del año pasado, fue sentenciado en agosto.

Lee, formalmente vicepresidente de Samsung Electronics, se convirtió de facto en la cabeza pensante del conglomerado en 2014, cuando su padre Lee Kun-hee quedó incapacitado tras sufrir un infarto.