Economía

Banqueros trabajarán con el candidato que gane

Banqueros trabajarán con el candidato que gane

Este año, la Convención lleva por título "La Banca Comprometida con México", y se prevé que los representantes de los 50 bancos que operan en el país, así como miembros del sector financiero, se reúnan para analizar y debatir los riesgos que tanto el TLCAN y las elecciones representan para la economía mexicana.

El 1 de julio se celebrará la batalla electoral más grande de la historia del país, con unos 88 millones de mexicanos convocados a renovar más de 3.400 cargos, entre ellos el de Presidente, los de diputados y senadores, ocho gobernadores y el jefe del Gobierno de Ciudad de México.

"Podemos señalar con énfasis que lo que no debe estar a discusión es la estabilidad macroeconómica, respeto a las instituciones y el respeto al derecho de propiedad", comentó.

Al hacer un balance sobre los últimos cinco años, lo que lleva la administración del presidente Enrique Peña Nieto, indicó que la penetración del crédito bancario aumentó a 37% en 2017 desde el 26% en 2012.

Banca trabaja sin importar el color del gobierno: ABM
Banca de México trabajará con el próximo presidente sin importar ideología

"No importa quién, de qué color o de qué lado sea su gobierno, pero eso lo hacemos en México y lo hace nuestra industria en todo el mundo, no tiene que ver si es de izquierda o de derecha".

"No tiene que ver si es de izquierda o si es derecha, tiene que ver cuáles son sus planes y cómo manejan la economía para que haya un mayor crecimiento y haya una estabilidad macroeconómica", dijo Martínez Gavica.
De hecho, en Latinoamérica hay varios gobiernos son de izquierda y permiten que la banca haga las cosas bien.

Dada la circunstancia de la asistencia de los aspirantes, Martínez Gavica aseguró que la banca escuchará sus propuestas y con base en ello "haremos un plan estratégico" para acompañarlos.

El mandatario, cobijado por banqueros y miembros del gabinete como el titular de Hacienda, José Antonio González, afirmó que las naciones están "en ruta" para lograr modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que entró en vigor en 1994 y ahora es renegociado en unas difíciles conversaciones a petición del jefe de la Casa Blanca, Donald Trump.