Economía

Expulsa Rusia a diplomáticos de 23 países por caso de exespía

Expulsa Rusia a diplomáticos de 23 países por caso de exespía

"Dado que Bélgica, Hungría, Georgia y Montenegro decidieron a último momento sumarse al movimiento, Rusia se reserva el derecho a tomar medidas" más adelante, detalló la nota difundida por la web del ministerio.

El embajador de EEUU en Rusia, Jon Huntsman, afirmó en un comunicado, citado por la agencia AP, que este paso demuestra que Moscú no está interesado en el diálogo con Washington sobre asuntos importantes. "No se descartan medidas adicionales, incluidas más expulsiones en los próximos días o semanas".

Rusia expulsó a diplomáticos de 23 países el viernes en represalia contra Occidente en una disputa de espías, en la mayor ola de expulsiones en respuesta a medidas similares tomadas por países occidentales en los últimos tiempos. Sin embargo, Rusia niega su implicación en el envenenamiento.

"Para restablecer la verdad" Rusia pidió la convocatoria de una "sesión extraordinaria" del consejo ejecutivo de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), según el ministro ruso de Exteriores Serguéi Lavrov, que había exhortado a los occidentales a tener "una conversación honesta" con los rusos sobre el caso Skripal.

La mujer de 33 años, hija del exdoble agente, Sergei Skripal, "mejora rápidamente".

Skripal, un ex servicio de inteligencia militar ruso que traicionó a agentes rusos en Gran Bretaña y luego fue intercambiado en un acuerdo de intercambio de espionaje, aún se encuentra en una condición crítica por el ataque.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Pero sigue necesitando cuidados específicos "24 horas al día", detalló Christine Blanshard, directora médica del hospital de Salisbury.

En menos de dos semanas después de la reelección de presidente ruso, Vladímir Putin, la coexistencia entre Moscú, Bruselas y Washington es cada vez más insostenible, aunque el Kremlin insiste en que él no inició la pelea, ni en lo que se refiere a sanciones ni a la expulsión de diplomáticos.

Las autoridades británicas responsabilizaron del envenenamiento al Gobierno ruso, que negó cualquier implicación en el ataque, y precisaron que el agente nervioso Novichok diseñado en tiempos de la Unión Soviética fue el veneno utilizado para atacar al exespía y su hija.