Global

Inglaterra amenazó con bajarse del Mundial de Rusia

Inglaterra amenazó con bajarse del Mundial de Rusia

El ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson, dijo este martes que su gobierno responderá "contundentemente" si se confirma que hay algún Estado tras el envenenamiento del exespía ruso.

Johnson dijo que si bien por el momento "no estoy acusando a nadie, digo a los gobiernos en el mundo que ningún intento de cobrar vidas inocentes en territorio del Reino Unido quedará impune".

Skripal, condenado en su país por alta traición, permanece hoy en estado grave en un hospital de Salisbury, centro de Inglaterra, con síntomas de envenenamiento, en un caso que recuerda al del antiguo agente ruso Alexander Litvinenko, asesinado en 2006 en Londres.

Por su parte, el vocero del Kremlin, Dimitri Peskov, dijo que las autoridades británicas no han pedido ayuda para las investigaciones, pero que "Moscú siempre está dispuesto a cooperar".

Las víctimas, en cuyos cuerpos no se encontraron daños visibles, fueron trasladadas inmediatamente a un hospital local.

Un hombre y una mujer fueron hospitalizados el domingo en Salisbury, a 140 kilómetros al suroeste de Londres, "por una presunta exposición a una sustancia tóxica", indicó la policía británica.

"Ella estaba apoyada en él. Parecía que se había desmayado, tal vez", dijo Church. Estaba haciendo movimientos de manos extrañas, mirando hacia el cielo.

En 2010, Skripal fue indultado por el entonces presidente ruso, Dmitri Medvédev, como parte del mayor canje de agentes desde la Guerra Fría entre Washington y Moscú en el aeropuerto de Viena (capital de Austria), para después concedérsele refugio en el Reino Unido.

Sí parece que optó, aparentemente, por llevar una existencia sin sobresaltos afincado en esta ciudad inglesas, en el condado de Wiltshire (sur del país), una localidad conocida sobre todo por su impresionante catedral medieval.

"Es un caso muy poco usual y el aspecto crítico es llegar hasta el fondo de lo que causó estas afecciones lo más rápido posible", dijo Rowley a BBC Radio.

El comandante pidió cautela.

"Creo que tendremos que tener una conversación seria sobre el compromiso con Rusia".

"Pero al mismo tiempo hemos de ser conscientes de las amenazas de Estado, como se puso de manifiesto en el caso de Litvinenko", avisó.

Una investigación llevada a cabo en Reino Unido apuntó a las autoridades rusas, concluyendo que Putin había "aprobado probablemente" el asesinato del ex espía, una acusación considerada una "broma" por el gobierno ruso.