Global

May pide una competencia justa y abierta con la UE

May pide una competencia justa y abierta con la UE

May volvió a desestimar acuerdos comerciales'pre-fabricados' que la UE ya tiene con países como Noruega, diciendo que no "proporcionaban la mejor forma de progreso ni para Reino Unido ni para la UE".

"No deberíamos pensar en nuestra retirada de la UE como algo que marca un final, sino más bien como un nuevo comienzo tanto para el Reino Unido como para nuestra relación con nuestros aliados europeos", dijo.

El negociador jefe de la Unión Europea (UE) para el "brexit", Michel Barnier, lo ha defendido así: "Este mecanismo de protección no pone en tela de juicio el orden constitucional o institucional del Reino Unido. Una es acordar una asociación aduanera entre Reino Unido y la UE", dice May en la entrevista.

El tiempo corre y el Reino Unido trabaja contrarreloj.

Esta posición fue aplaudida por conservadores proeuropeos, llamados 'remainers', entre ellos Heidi Allen, que expresó en un tuit su satisfacción por estos puntos y mencionó que May se mostró a favor de evitar las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y por la importancia de compartir datos.

Asimismo, la primera ministra confió en que el sector de los servicios financieros sea una parte clave en el futuro acuerdo comercial al que lleguen las dos partes.

En unas declaraciones a la BBC, May insistió en que "un acuerdo adecuado para nosotros será el acuerdo adecuado para ellos también", semanas antes de que Londres y Bruselas empiecen a negociar la segunda fase del "brexit", centrada en el periodo de transición y el futuro vínculo comercial que tendrán el Reino Unido y la UE.

May se pronunció contra el borrador durante la sesión semanal de preguntas a la primera ministra en la Cámara de los Comunes, y criticó específicamente el "área común regulatoria" entre la provincia británica de Irlanda del Norte y la UE. "No es sorprendente que nuestra decisión de marcharnos cause ansiedad y un deseo por lograr soluciones".

Además, ese alto cargo comunitario ha precisado que Irlanda del Norte podría seguir en la unión aduanera de la UE tras el 'Brexit'. Esa última posibilidad es inaceptable para el Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte, del que May depende para gobernar después de haber perdido la mayoría absoluta en las elecciones generales del año pasado.

May recalcó que el objetivo es que Reino Unido y la UE permanezcan vinculados por los muchos lazos y valores comunes.

Tras el discurso de May, la Confederación de la Industria Británica (CBI) apuntó que "se necesita más para retirar la niebla de la incertidumbre".

"Todos tenemos que enfrentarnos a la realidad de los hechos", dijo May a los embajadores y líderes comerciales de la Mansion House, la casa oficial del siglo XVIII del Lord Mayor de Londres en el centro del distrito financiero de la capital.