Economía

"Nadie Tiene Intenciones de Levantarse de Negociación del Tlcan": México

Estados Unidos aseguró hoy que en la séptima ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) no se ha avanzado lo esperado, aunque afirmó que seguirá trabajando para lograr con México y Canadá un nuevo convenio reequilibrado.

Por su parte, Melinda St. Louis, de la organización estadounidense Public Citizen, señaló que a México y Canadá les conviene eliminar el Capítulo 11 del TLCAN por las millonarias sanciones que ambos han recibido y podrían enfrentar a futuro mediante ese mecanismo de solución de controversias en materias de inversión.

Recordó que en 2017 la industria del acero mexicana exportó a ese país 2,634 millones de dólares en acero, en tanto que Estados Unidos introdujo a México el equivalente a 3,600 millones de dólares en los últimos años.

Trump dijo el jueves que la próxima semana se anunciará de manera formal un plan para aplicar aranceles de 25 por ciento al acero importado y de 10 por ciento al aluminio.

Durante su visita a la Ciudad de México, en donde se realiza la ronda más reciente de renegociaciones, Lighthizer indicó que en caso de que las negociaciones entre Estados Unidos, México y Canadá no funcionen, "estamos preparados para tomar un enfoque bilateral".

Dijo que, desde agosto del 2017, el gobierno estadunidense ha puesto todos los obstáculos para llegar a un acuerdo que modernice el tratado comercial.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se mostró desafiante el viernes, asegurando que las guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar, después de que su plan de fijar aranceles a las importaciones de acero y aluminio generó críticas globales y un desplome de los mercados bursátiles.

El dirigente del sector acerero convocó por ello en forma urgente al gobierno federal, a través del titular de la Secretaría de Economía (SE), Ildefonso Guajardo, para establecer las medidas a seguir.

Pero México se opone rotundamente a que Estados Unidos le imponga pagos de aranceles que, de ser muy elevados, representarían un déficit comercial para México por altos gastos de importación.