Cultura

Ni la Mujer Maravilla se salvó de la ola de abusos

Ni la Mujer Maravilla se salvó de la ola de abusos

Así es, Lynda Carter conmociona al mundo al confesar, tras años de silencio, que su agresor lleva un proceso judicial.

Carter rompió el silencio ayer: a sus 66 años, la actriz relató en una entrevista que la persona que abusó de ella está siendo procesada por otras denuncias y que no lo demandará porque "no tiene sentido ni es necesario revivir todo aquello".

"Le pregunté a mi esposo si estaba sorprendido por todas las historias de #MeToo". Pregúntele a cualquier mujer, no están sorprendidas. "Esto ha pasado por años, no es algo nuevo para nosotras, pero si es algo nuevo para ustedes (hombres)".

Sin revelar el nombre del sujeto que abusó de ella, Carter afirmó que "sea cual sea la pena a ese hombre, no es suficiente". No es la historia de Lynda Carter, es la historia de un cerdo machista", agregó y sostuvo que "como víctima, creo a cada mujer que ha denunciado a Bill Cosby y al presidente Trump. "No tienen por qué mentir", añadió la actriz. No solo me violó a mí, abuso de un montón de mujeres. "Había un camarógrafo que hacía agujeros en mi camarín para ver cómo me cambiaba".

Luego de interpretar a la recordada 'Mujer Maravilla', Carter protagonizó varias películas para televisión como 'The Last Song' (1980), 'Born to be Sold' (1981), 'Hotline' (1982), 'The Love Goddess' (1983), 'StillWatch' (1987), 'I Posed For Playboy' (1991), 'Daddy' (1992), entre otras. "Lo descubrieron y lo echaron", dijo. La actriz reconoció que el acoso sufrido le afectó a la hora de tratar con los hombres ya que "siempre temía que intentaran algo más". "Así que sabías que nadie te iba a creer y además ibas a perder tu trabajo", agregó.