Cultura

"No habrá jamás carne tratada con hormonas en Francia" — Macron

Militantes de la asociación sindical Jóvenes Agricultores manifestaron con gritos y pitos su ira contra el presidente francés por los bajos precios de producción y las negociaciones sobre un futuro acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y los cuatro países del Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay).

Esta cuestión desató protestas la víspera en varios países de la Unión Europea, especialmente en Francia, donde el miércoles cientos de agricultores salieron con vacas y tractores a calles y carreteras a repudiar el potencial acuerdo con el Mercosur.

Más de 20.000 explotaciones agrícolas francesas podrían quebrar si la Unión Europea concluye un importante acuerdo comercial con el Mercosur, advirtió este viernes el mayor sindicato agrícola de Francia.

"Los encaro porque no me gusta que nadie me silbe detrás, luego nos veremos y les explicaré", les dijo con calma el presidente y prometió que "nadie quedará sin resolver".

Los ganaderos franceses temen en particular la importación en Europa de 70.000 toneladas anuales de carne bovina sudamericana con aranceles aduaneros reducidos. También denuncian la competencia desleal de esa carne producida a muy bajo costo y con criterios sanitarios y de calidad menos exigente que en Europa.

El año pasado, Macron recibió un huevo en el salón y bromeó asegurando que forma parte del folclore de esta conocida feria, en la que participan más de mil expositores y recibe cada año la visita de numerosos políticos. "Jamás. No hay que jugar con los miedos de las personas", dijo Macron el jueves en el encuentro con agricultores.

Esta semana reiniciaron en Asunción las negociaciones entre la UE y el Mercosur con vistas a avanzar en el acuerdo, que dejaría libre de impuestos al 90 por ciento del comercio bilateral.

"Todo eso significa que los países del Mercosur tendrán que respetar los estándares para exportar a la UE; no habrá nunca carne con hormonas en Francia y si actualmente se detecta, no es por culpa del Mercosur sino porque hay fraudes", agregó el funcionario. Temen también el ingreso de carne tratada con hormonas, sin trazabilidad completa de su cadena de suministro.

Macron mantuvo esa posición en una entrevista en enero en París ante Mauricio Macri, el presidente de Argentina.