Economía

Trump impide que Broadcom adquiera Qualcomm

Trump impide que Broadcom adquiera Qualcomm

Según el diario, Intel confía en que la fusión entre Broadcom y Qualcomm no se lleve a cabo finalmente, pero en caso de que avancen las negociaciones Intel podría inclusive lanzar una oferta para comprar Broadcom. Las acciones de Qualcomm cayeron más de 4% en la bolsa el martes por la mañana.

Este lunes, el presidente de EE.UU., Donald Trump, bloqueó la oferta que por 117.000 millones de dólares hizo Broadcom, fabricante de semiconductores con sede en Singapur, para comprar el fabricante de chips estadounidense Qualcomm, proveedor principal de Apple.

La semana pasada, el gobierno de los Estados Unidos había retrasado una reunión de accionistas en Qualcomm, lo que habría allanado el camino para que el acuerdo progresara, para permitir una revisión por parte del Comité de Inversión Extranjera en los Estados Unidos (Cfius). Asimismo, se exige a ambas compañías que notifiquen por escrito a CFIUS haber seguido todos los aspectos de la orden.

Pero este lunes, tras la decisión de Trump, Qualcomm informó en un comunicado que su asamblea de accionistas había sido reprogramada para el 23 de marzo.

Además, los 15 potenciales candidatos propuestos por Broadcom ante la Comisión de Valores de EUU (SEC) quedan "descalificados" como posibles miembros del consejo de Qualcomm, que además tiene prohibido a partir de ahora aceptar la nominación o los votos de ninguno de los candidatos.

"Una analista de Bernstein, Stacy Rasgon, dice que lo que realmente preocupa es que Broadcom reduzca significativamente sus inversiones, especialmente en el terreno de 5G, debilite a Qualcomm junto a la posición de Estados Unidos y permita a Huawei, una empresa china, tomar la delantera".

Al igual que los automóviles autónomos, los drones y los robots, también el ejército dependerá de conexiones inalámbricas increíblemente rápidas.

Qualcomm se resiste al intento de compra, y eso es lo más llamativo de la intervención de Trump, ya que normalmente los presidentes estadounidenses actúan cuando el negocio está cerrado.

"Entiendo las preocupaciones de que China tome nuestra propiedad intelectual y eso, pero creo que están fuera de lugar en este caso específico", dijo Rasgon a la AFP en una entrevista anterior.