Global

Allana el FBI oficina de Michael Cohen, el abogado de Trump

Allana el FBI oficina de Michael Cohen, el abogado de Trump

El cateo del FBI el lunes a las oficinas del abogado de Donald Trump, Michael Cohen, pretendía recabar pruebas de los pagos a dos mujeres: Stormy Daniels, actriz porno y a la exmodelo de Playboy Karen McDougal.

El allanamiento enfureció a Trump, quien el martes tuiteó que la medida constituye una violación de la confidencialidad entre un abogado y su cliente.

El mandatario niega que haya habido colusión alguna y ha repetido varias veces que el trabajo de Mueller se ha convertido en una "cacería de brujas".

El operativo representa un nuevo problema legal para Trump, incluso en momentos en los que él y sus abogados sopesan la posibilidad de entrevistarse con el equipo de Mueller, quien además de investigar los potenciales nexos entre Rusia y la campaña de Trump, también indaga si las acciones del presidente representan obstrucción de la justicia.

El abogado de Michael D. Cohen afirmó que tiene información que indica que la revisión de la oficina está relacionada con el fiscal Robert Mueller. Es una situación vergonzosa. "Un ataque a nuestro país, en el sentido verdadero", se quejó Trump, recuperando su retórica persecutoria de que la investigación de la trama rusa no es más que una "caza de brujas" que ha llegado a un "nivel totalmente nuevo de injusticia". Mucha gente me dice: "'usted debería echarlo'", dijo el presidente en la Casa Blanca.

Trump describió al equipo de Robert Muller, fiscal especial que investiga el caso ruso, como el "más problemático" que ha visto.

Stephen Ryan, el abogado de Cohen, confirmó la redada de las oficinas, que fue reportado inicialmente por The New York Times y sostuvo que los agentes llevaban órdenes de cateo y extrajeron documentos "privilegiados" de las comunicaciones de Cohen con sus clientes.

Trump afirmó no saber por qué Cohen hizo el desembolso monetario.

Los agentes de Mueller eligieron una táctica similar el año pasado cuando allanaron la vivienda del exdirector de la campaña de Trump, Paul Manafort, quien poco después fue encausado.

Según informó The New York Times, Cohen consideró al allanamiento como "completamente inapropiado e innecesario".

Trump no puede despedir a Mueller directamente, pero podría ordenar al fiscal general adjunto Rod Rosenstein, que supervisa la investigación del fiscal especial, que le ponga fin, o Trump podría despedir a Rosenstein si se niega. Un portavoz de Mueller no realizó declaraciones.

Según documentos judiciales, Cohen pagó US$130.000 a la exactriz pornográfica Stormy Daniels días antes de la elección presidencial de 2016.