Global

El Supremo de EEUU limita las deportaciones de inmigrantes con antecedentes

El Supremo de EEUU limita las deportaciones de inmigrantes con antecedentes

La Corte Suprema de Justicia invalidó este martes una parte de la ley federal que exige la deportación obligatoria de inmigrantes que han sido condenados por algunos delitos.

Entonces, en el 2010, el Gobierno comenzó el proceso para deportarle porque, a su juicio, los robos por los que había sido condenado podían considerarse "crímenes violentos" y, por tanto, su expulsión estaba amparada por esa provisión recogida en la ley federal.

James García Dimaya, un inmigrante legal de origen filipino que llegó al país en 1992, cuando tenía 13 años, fue condenado a cuatro años de prisión por dos robos en California, ninguno de ellos con violencia, ejecutados en 2007 y 2009. La Cámara de Representantes y el Senado deben actuar pronto para aprobar una ley que asegura que los criminales violentos pueden ser removidos de nuestra seguridad.

La Suprema Corte de EU limitó la capacidad del Gobierno para deportar a inmigrantes con antecedentes penales.

El máximo tribunal mantiene vigente un fallo previo de una Corte de Apelaciones de San Francisco que anuló con anterioridad la parte de la ley precisamente por ser demasiado vaga.

La decisión del tribunal podría dar a los inmigrantes legales más oportunidades para evitar la deportación por delitos de bajo nivel, que califican como delitos graves con arreglo a algunas leyes estatales.

Reportaron CNN y USA Today, que esta decisión representa una nueva derrota para el gobierno del presidente Donald Trump, que ha buscado que casi cualquier falta cometida por un inmigrante sea considerado un "crimen" y también significa que los inmigrantes acusados por delitos menores podrán pelear para detener su deportación. No hubo decisión, posiblemente porque hubo un empate de 4-4. Este revés, sin embargo, ocurre en momentos en que Trump está poniendo el tema de la inmigración en el centro del temario nacional.

En la votación el juez Neil Gorsuch, fue designado por el presidente Donald Trump.

"La decisión de hoy es similar en impacto al caso Padilla V. Kentucky, donde el tribunal dictaminó que los abogados de defensa criminal deben asesorar a los inmigrantes sobre las consecuencias de una declaración de culpabilidad", finalizó. Pese a ello, Trump ha avanzado en su estrategia en los últimos 15 meses a golpe de acciones ejecutivas y memos, construyendo una dura reforma migratoria sin el apoyo del legislativo.