Economía

Entorno global más favorable para las economías regionales — Cepal

Entorno global más favorable para las economías regionales — Cepal

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) prevé que la economía boliviana crecerá este año en un 4%, por debajo de la previsión del Gobierno de 4,7%.

La nueva cifra corresponde a la actualización de las proyecciones de crecimiento que la Cepal había lanzado en diciembre de 2017 y que incluía un balance preliminar de las principales economías de América Latina.

Entre los países latinoamericanos, Panamá será la economía que anotará la mayor tasa de expansión (5,6%), seguida de República Dominicana (5,0%) y Nicaragua (5,0%). Costa Rica y Guatemala crecerían 3.4 y 3.3 %, respectivamente, mientras El Salvador cerraría la lista con el ya mencionado 2.4 %.

Centroamérica crecerá a una tasa del 3,6%, por encima del 3,4% anotado en 2017.

Los pronósticos de la Cepal se ponen en línea con las estimaciones de organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y la OCDE.

Después de que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) mejoraran su previsión del PIB para México en 2018, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la redujo. Asimismo, la demanda interna jugará un papel importante en la aceleración del crecimiento, aunque con diferencias entre componentes.

"En particular, y aun cuando seguirá siendo bajo, se espera un mayor aporte de la inversión, en comparación a lo que ha sido en años anteriores, mientras que el consumo privado seguirá siendo un motor relevante de la demanda interna", apuntó.

El aumento del consumo en la región se explica con el alza de los salarios reales y el aumento del crédito, así como el crecimiento de las remesas en el caso de la región centroamericana.

En un año en el cual existe incertidumbre por factores internos y externos en México, la CEPAL señaló que si bien la economía nacional se ha mantenido estable, no es ajena a riesgos como: tendencias proteccionistas, conflictos geopolíticos, dinámica financiera global y proceso electoral.