Global

Putin advierte que nuevos ataques a Siria crearán un caos internacional

Putin advierte que nuevos ataques a Siria crearán un caos internacional

El embajador de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, dijo al programa de CBS "Face the Nation" que Estados Unidos anunciaría nuevas sanciones económicas el lunes contra compañías "que estaban tratando con equipos" relacionadas con el presunto presidente sirio Bashar al-Assad uso de armas químicas.

Los bombardeos, celebrados por el presidente estadunidense Donald Trump como un éxito pero denunciados por Damasco y sus aliados como un acto de agresión, han sido la mayor intervención de los países occidentales contra Assad y su aliado Rusia, cuyo ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, los calificó de "inaceptables y fuera de la legalidad".

Estados Unidos, Francia y Reino Unido dijeron que los ataques con misiles se limitaron a las capacidades de armas químicas de Siria y no apuntan a derrocar a Assad ni a intervenir en la guerra civil.

Los diputados rusos condenaron la agresión, al considerar que constituye una clara violación de los tratados internacionales, además de que se produjo cuando los sirios buscan la estabilización y marchar adelante en el proceso de la reconstrucción del país.

El portavoz del Ministerio de Defensa ruso dijo dudar de las afirmaciones de EEUU y sus aliados de que hubo solo tres objetivos para atacar en Siria.

En París, el gobierno de Emmanuel Macron señaló que después de los ataques con misiles, el Consejo de Seguridad debe "ahora retomar, unido, la iniciativa sobre los aspectos políticos, químicos y humanitarios" en Siria.

A pesar de ello, el régimen ha negado su participación en los ataques con armas químicas en la ciudad de Duma, donde incluso niños salieron afectados.

Acusó a Estados Unidos, Francia y Reino Unido de "usar como pretexto una puesta en escena del uso de agentes tóxicos contra la población civil", sin esperar el informe de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), que comenzó este domingo a investigar el supuesto ataque químico en Douma.

Por un lado, al Assad asegura que su país es víctima de una campaña de mentiras, mientras que los países que propinaron el ataque la noche del viernes comenzaron la ofensiva diplomática para buscar debilitar el apoyo del Kremblin hacia Siria.