Tecnología

Descubren cómo será la muerte del Sol

Descubren cómo será la muerte del Sol

Lo que no se sabía es qué ocurrirá cuando eso suceda, hasta ahora. Los detalles del estudio se han publicado en la revista Nature Astronomy, destaca Sputnik.

De acuerdo con lo revelado con los especialistas de Manchester, nuestro Sol terminará convirtiéndose en una nebulosa planetaria, un anillo luminoso conformado con el gas y polvo restante del astro iluminado por el remanente del su núcleo aún encendido. Cuando una estrella muere expulsa al espacio la envoltura, masa de gas y polvo que puede llegar a la mitad de su masa total, lo cual revela que en ese punto la estrella se va quedando sin combustible, hasta que se apaga y muere, asegura Albert Zijlstra, de la Universidad de Manchester. El 90 % de las estrellas se convierten en nebulosas planetarias al colapsar y pasar a ser gigantes rojas o enanas blancas, algo que no estaba del todo claro que pasase con la de nuestro sistema solar, dado que se pensaba que no tenía la masa suficiente.

Para llegar a la nueva conclusión, el equipo de expertos desarrolló un nuevo modelo estelar de datos para predecir el ciclo vital de las estrellas y lo usaron para calcular el brillo de la envoltura eyectada de estrellas de diferentes masas y edades.

En ese momento el núcleo caliente hace que el material expulsado brille por alrededor de 10.000 años, un breve período en astronomía.

Esto es lo que hace que las nebulosas planetarias sean visibles y "algunas son tan brillantes que se pueden ver desde distancias de decenas de millones de años luz", afirmó. Este nuevo modelo echa luz a una vieja contradicción entre lo que sugerían los datos acumulados y los modelos científicos predictivos.

Sin embargo, varios modelos científicos han sugerido que la masa de nuestra estrella es demasiado baja para producir una nebulosa planetaria visible; cualquier cosa menor a dos masas solares produciría una que sería demasiado tenue para verse. Y es que no todas las estrellas tienen lo que hay que tener para convertirse en una nebulosa planetaria.

Ahora se sabe que tras la expulsión de la envoltura, las estrellas se calientan tres veces más de lo que se creía. "Esto es lo que hace que la nebulosa planetaria sea visible", explica el estudio.

"Esto es un gran resultado".

Los avances científicos permiten medir la presencia de estrellas a miles de millones de años en distintas galaxias y ahora, señala Zijlstra, "hemos descubierto lo que el Sol hará cuando muera".