Global

El Fondo Monetario Internacional lanza una "declaración de censura" contra Venezuela

El Fondo Monetario Internacional lanza una

El Fondo Monetario Internacional (FMI) emitió hoy una "declaración de censura" contra Venezuela, sumida en una profunda recesión, por no suministrar datos oficiales sobre la evolución económica del país.

El directorio ejecutivo del FMI había advertido a Venezuela el 3 de noviembre de 2017 que tenía un plazo de seis meses, vencidos el 2 de mayo, para entregar información macroeconómica, como datos de operaciones del instituto de seguridad social y exportaciones e importaciones totales de mercancías, expresando su valor en moneda local, por países de destino y de origen.

"El Fondo ha emitido una declaración de censura contra Venezuela por no haber implementado estas medidas correctivas y por no cumplir con su obligación conforme a la Sección 5 del Artículo VIII", indica el pronunciamiento del directorio ejecutivo del FMI en un comunicado publicado en su portal web.

Por ello, la junta ejecutiva del FMI pidió a Venezuela que adopte medidas correctivas específicas e informó que se reunirá de nuevo dentro de seis meses para revisar los progresos.

Venezuela, que desde hace una década no autoriza al FMI hacer la revisión anual de sus indicadores económicos a la que están obligados todos sus países miembros, atraviesa una severa crisis económica.

El Fondo está dispuesto a trabajar de manera constructiva con Venezuela para resolver su crisis económica cuando Venezuela esté preparada para reanudar su compromiso con el Fondo, incluyendo mediante la provisión de datos en forma regular y a tiempo y la reanudación de las consultas del Artículo IV.

Como consecuencia, Venezuela queda impedida para acceder a recursos de la institución financiera internacional; y de continuar sin dar los datos requeridos podría perder su derecho de voto en el organismo y hasta salir de la institución.

El presidente Nicolás Maduro ha reiterado que mientras el gobierne, Venezuela no volverá a tener vínculos con el FMI.

En 2013, Argentina se convirtió en el primer país censurado por el FMI bajo el procedimiento actual.