Economía

Huelga de transportadores continúa en Brasil pese a intervención del Ejército

Huelga de transportadores continúa en Brasil pese a intervención del Ejército

La Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores de Brasil (ANFAVEA) informó este viernes que las montadoras del país -competidor de México en volumen de producción de autos- pararon debido a la falta de piezas, pues en el sector automotriz se trabaja con stocks muy pequeños.

Brasil vivió ayer una jornada de caos tras la negativa de una gran parte de los camioneros a suspender el paro, lo que obligó al presidente, Michel Temer, a elevar el tono y convocar al Ejército para desbloquear las carreteras ante el "fuerte desabastecimiento".

"Accioné a las fuerzas federales de seguridad para desbloquear carreteras", dijo Temer en una breve alocución desde el Palacio de Planalto en Brasilia.

"No vamos a permitir que la población se quede sin los artículos de primera necesidad, que los hospitales se queden sin insumos para salvar vidas y que los niños se queden sin escuela", aseguró Temer.

Previamente, el ministro de Defensa de Brasil, el general Joaquim Silva e Luna, había adelantado que las tropas del Ejército, Marina y Fuerza Aérea serán usadas para liberar las rutas, aeropuertos, puertos y refinerías bloqueadas por la huelga de camioneros, que ya lleva cinco días y está provocando desabastecimiento en el país.

Fonseca también rechazó la afirmación de Temer de que solamente una "minoría radical" sigue en las calles, pues, a su juicio, el número de manifestantes muestra que no se trata de una minoría, sino "la mayoría del movimiento y que no está satisfecha con el acuerdo anunciado ayer".

Tanto en Sao Paulo como en Río de Janeiro, dos de las principales ciudades del país, diversas fuentes confirmaron que ha comenzado a escasear combustible en las gasolineras y que sucede lo mismo con otros productos, entre los que se incluyen hasta alimentos.

La ciudad de Sao Paulo logró por la noche comprar 240.000 litros de gasoil para su flota de colectivos, que fueron transportados con escolta de la policía.

A pesar de que los representantes de los camioneros firmaron un acuerdo con el Gobierno el jueves para levantar el paro, cerca de un 40 % del gremio se negó a aceptar las propuestas del Ejecutivo e insistía en mantenerse en paro en todo el país.

Varios frigoríficos brasileños suspendieron las faenas y en Minas Gerais, mil litros de leche son tirados por día a causa de los problemas de transportes, indicó el Sindicato de la Industria Láctea de ese estado.

"Con los 200 que le quedan ¿cómo va a comer? ¿Qué le va a quedar para su familia?", dijo Luciano Constant, un camionero autónomo de 43 años que participaba en un bloqueo en las afueras de Rio.

Los líderes de los camioneros dijeron que el anuncio de Petrobras, de reducir el 10 % del precio del diésel por 15 días, no resuelve el problema, por lo que señalaron que el paro continuará.

Sólo en mayo el precio de la gasolina subió un 12 por ciento y el del diésel un 9,3 por ciento según cifras de Agencia Brasil.