Global

Congreso vota nuevamente por suspensión de Kenji Fujimori, Bocángel y Ramírez

Congreso vota nuevamente por suspensión de Kenji Fujimori, Bocángel y Ramírez

El Congreso peruano confirmó este jueves -en una nueva votación- la suspensión del popular legislador Kenji Fujimori, que había sido aprobada en la víspera y que fue impulsada por el partido de su hermana y rival Keiko.

El pleno del Congreso de Perú también aprobó hoy denunciar penalmente a Fujimori, Bocángel y Ramírez por la presunta comisión de los delitos de cohecho activo, cohecho genérico y tráfico de influencias.

La suspensión de Fujimori será mientras dure un proceso penal que se abrirá en su contra, según reseña la agencia EFE.

Kenji, de 38 años, se sentó en el banquillo ante el plenario del Congreso, en una sesión de ribetes épicos, acusado de haber intentado comprar votos para impedir la destitución del entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski, quien renunció en marzo.

"Fuerza Popular ha judicializado la política, lo ha hecho siempre y ha querido suspenderme contra la ley", expresó Kenji Fujimori en su intervención.

Ramírez y Bocángel fueron suspendidos en el ejercicio de sus derechos y deberes funcionales con 57 votos a favor; Fujimori, con 58.

"No habiendo alcanzado el número de votos requeridos, se pedirá la resolución legislativa correspondiente", declaró al término de la votación el presidente del Congreso, el fujimorista Luis Galarreta.

Respecto a Kenji Fujimori, Segura sostiene que se verificó que ofreció una serie de prebendas y coaccionó al congresista Moisés Mamani para determinar su voto con el fin de evitar la salida de Kuczynski.

Antes de las votaciones por la suspensión de los parlamentarios 'kenjistas', se aprobó una cuestión de orden en la que se "ratificaba" que los miembros de la Comisión Permanente sí puedan votar en el Pleno, en contra de lo establecido en el reglamento del Congreso. "Para que un congresista sea separado o suspendido tiene que haber una sentencia firme por parte del Poder Judicial", remarcó.

La propia Keiko se defiende y asegura que el destino de su hermano depende del Congreso, al cual no pertenece.

Los desencuentros entre Kenji y la agrupación política de Keiko se agravaron después de que el legislador evitó que prosperara una iniciativa liderada por el partido Fuerza Popular para destituir a Kuczynski el 21 de diciembre pasado por sus vínculos con la constructora brasileña Odebrecht.